martes, 16 de octubre de 2012

THE WEDDING PRESENT. "El rey" (2008)


Siempre recurro a ellos cuando la apatía intenta invandir mis oídos con tantas putas malas noticias por todos los sitios. Ellos son una garantía segura, los que con "Seamonsters" instarauron en mis gustos la sentencia de "la mejor banda de todos los tiempos" para el modesto escribiente que teclea estas palabras.

Los he seguido desde su inicio, acechando cada producción, cada recopilatorio, haciéndome con algún live interesante, festejando el rugir de la voz de David Gedge y sus guitarras volcánicas, sentidas y liricas, acometidas de rock visceral, masa primigenia del indie made in 90, donde todo era posible, donde hicimos amigos que duraron toda la vida, donde olvidamos el dolor del amor con un volumen brutal de musica que nos aturdia y nos hacía libres.

The Wedding Present. Sólo el nombre y el sombrero chistera vuela por la habitación para posarse en el altavoz que escupe radiante y feliz los acordes de cualquier disco de ésta, para mi, la mejor banda de todos los tiempos.

"El Rey" salió tres años depués de "Take Fountain", y ha contado en la producción (de nuevo) con las manos mágicas de Steve Albini, quien se ha encargado de poner como siempre su dinamita particular en cada composición de los Present. Oyendo "El Rey" nos topamos tambien con los acompañantes fijos de Gedge: Simon Cleave y la bajista Terry de Castro. Canela fina.

"Santa Ana winds" es el pistoletazo inicial, la marcha que se inicia. Como siempre la garganta de Gedge, las melodias perfectas, ese pop vitaminado de alergia punk que vota y vota sobre nuestros oidos. El bajo de Terry la hostia. "Spider man in Hollywood" es Cinerama, el otro heterónimo de Wedding Present, sarcástico, visceral y tambien dramático.

En "I lost the monkey"  baja los pedales del motor eléctrico para engatusarnos con cariño, para felicitarnos por seguirles a pie puntilla, nosotros, los aficionados al sentimentalismo distorsionado, a los botes de aspirina de feddback. "Soup" es juguetona y naif y "The trouble with men" con Terry acompañando en las voces es una dulce serenata que descarga tormentas para nuestros paraguas rotos de alegría. Bella y barroca, bucólica y serena.

¿Qué más le podemos pedir a The Wedding Present? Nada, que sigan a lo suyo, que "Valentina" (2012) tengo pronto una continuación para que nuestros corazones puedan llevarse a la boca un buen pedazo de alboroto musical. Los más grandes, por siempre, The Wedding Present.


4 comentarios:

bboyz1970 dijo...

Acabo de llegar a casa de verlos en SIDECAR. Son varias las veces que los he visto , pero sin dudarlo , esta la mejor.
Es un gustazo observar que nunca a perdido esa mezcla de familiaridad , lirismo y oesia petrea. Tampoco entiendo como jamás a tenido más renombre entre la pleve , o sí , quizás es mejor así. Encantadoramente entrañable!!!
Tampoco sabría decirte a bote pronto cual es mi disco favorito de ellos , todos me gustan.

William Gull dijo...

Siempre me gustó mucho Seamonsters pero no he escuchado mucho más...les daré alguna otra oportunidad. El año pasado me los perdí en contra de mi voluntad.

Saludos

http://ugotthemoneyigotthesoul.blogspot.com.es/

William Gull dijo...

*en el Primavera Sound

Carlos dijo...

bboyz: Que suerte tienes de harbelos visto majete. Yo los vi una vez por aki, en Madrid, y fue de lo mejor que he visto. Tiernos, corrosivos, especiales, la ostia.. Saludos

William: Seamonsters para mi es el mejor pero prueba con cualquiera, de cualquier epoca. "George Best", "Bizarro", sus "hit Parade". etc. Saludos majete