Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

jueves, 28 de noviembre de 2013

LISA GERRARD. "The Silver tree" (2006)


Cuando suena la voz de la ex-Dead Can Dance, todo se oscurece. O todo cobra vida desde la parte más íntima de la cosas. Los arrullos del silencio se pasean de puntillas por tu psique, la noche con la luna embobada por la inclinación singular de las lagrimas se parece a un mapa donde podemos apuntar las veces que se nos escapa los deseos por la parte baja del animo.

Lisa Gerrard es un ángel sin dios, es una molécula espiritual de seda que con ésta su segunda producción, nos invitó a recorrer los caminos más difusos donde se pierden los sentidos, donde el movimiento es una repetición azarosa de ritmos para acompañar los latidos del corazón que brama bajo la piel para que todo siga vivo.

"In exile" es una ecuación tenebrosa donde las flautas tejen la tristeza, donde se vislumbra cuando Lisa aparece como manto de levedad que en "Shadow hunter" forma una archipiélago donde forjar leyendas de hadas traviesas y aventureros corrompidos por la acción nebulosa de la depresión.

Sólo hace falta la fuerza vocal de Gerrard en "Come tenderness", para imaginar iglesias sin cruces ni peregrinos, solo un mazo que rompe las piedras y un hereje que se sacrifica por la sin fe mientras las palabras que se ciernen son patíbulos de secretos y desgracias. Misticismo. "The Sea Whisperer" con un leve toque electrónico que apacienta dolores, es grande como cuando pones el nozal de "Mirror medusa", y te ves atrapado por una aunténtica danza sin fin.

Todo "The Silver tree" sirve para salir de tu cuerpo, para trabajar en una expedición de temores vencidos, de órganos que suenan tañiendo teclas enclenques de susurros extremos, ("Space weaver"). Lisa Gerrard después de dejar a sus perros, siguió por la senda de la instrospección, por los lugares más inciertos donde la duda de nuestra voluntad es vencida por el disparo de la luz del día.


martes, 26 de noviembre de 2013

ELVIS COSTELLO & THE ROOTS. "Wise up ghost and other songs"" (2013)


Uno que nunca ha sido un admirador del chico de las gafas de pasta, de uno de los puntales que tuvo la new wave british, festeja la aparición de este disco junto a los hiphoperos The Roots, donde podemos pasar un buen rato entretenidos con esta fusión  de pop y hip hop, en una barricada de chicle, sitio donde se aposentan musicalidades para el disfrute de los mortales.

Mola "Walk us uptown" y "SUGAR won't work" me parece una maravilla lograda con escándalo y alevosía por mentes privilegiadas que saben unificar voluntades para la mixtura perfecta, para el confeti de una fiesta de verano anguloso.

"REFUSE to be saved"  es un groove infinito que no se acaba, que da paso en "WAKE me up" a un vacilón ejercicio de compostura traviesa. Lo que comenzó con la visita de Costello al progama de Jimmie Fallon donde con The Roots se marcó un par de temas, terminó con la elaboración de este "Wise up ghost" donde los sonidos negros se llenan de la voz del gafotas, donde los ritmos pueden con el pop.

"TRIPWIRE"  es casi gospel y "Stick out your TONGUE" es como visitar en los 80 cualquier barriada neoyorkina y fliplar con las argucias sónicas de los chicos de la calle. "Como the MEANTIMES" es soul  con desparpajo y gracia. Asi como "(She might be as) GRENADE" es una delicia como entrante para comer graves, "CINCO minutos con vos" es una gramola donde perder el sentido.

Un buen disco pues para seguir Costello, un servidor que nunca le ha hecho mucha gracia. Y es que cuando aparece el ritmo.....


domingo, 24 de noviembre de 2013

MAZONI. "Esgarrapada" (2006)


Este fue el primer disco que Jaume Pla (ex-Holland Park), grabó integramente en catalán, tras el interesante "7 songs for a sleepnight". Mazoni es una auténtica apuesta de indie rock que toca todos los palos posibles, desde la visión particular de un artista, Jaume, que se salió con estas 11 canciones que hacen que tengas más ganas de saber lo que se cuece por Cataluña.

El inicio festivo, bailón, de "Gised", se transforma por arte de magia en "Com he arribat aqui?" en un triste hit guitarrero de rock pasional. Luego, vienen los juegos, los malabares pop que te llevan de la mano en "No tinc temps".

Mazoni también tiene tiempo para los imperdibles y el punk. "Esclatasangs" es un sopapo bruto y nihilista. Pero Jaume no quiere que se le encasille, que sea fácil ordenar su música. Escuchando la belleza pop de "Perduts en la boira", saboreas las entrañas de un sastre de las emociones en plena ebullición de ideas y soflamas.

"Que si, que sí, que sí" tiene aires mods con sus teclados añejos y "De mans i peus" es un mazacote de rock que me trae a la cabeza a los Pere Ubu más alocados y free. ¿Alguien da más? Para descansar un poco, para quitarnos el vahido de la incomodidad, suena "Virginia i el pantà" y te quedas como nuevo, con su tranquilidad amable, con su receta de pop imperial.

Así transcurre este "Esparragada". Confieso que no me esperaba tanta calidad en las composiciones. Desde ya me pongo a buscar más discos suyo. Te envuelven y te envuelven y no te dejan pensar....



jueves, 21 de noviembre de 2013

POLAR. "Fireflies in the alley" (2010)


Escuchando a los valencianos Polar se me viene un grupo a la tête: The New Year. Sí, quizás sin tanta tensión en las guitarras, pero las estructuras de las canciones, con su melodía que te atrapa, con ese toque melancólico que rompe barreras, hace que la propuesta de Polar traspase fronteras con su seda venenosa, y su electricidad sofocada en un bucle de silencios carcomidos.

"Charming Hotel" es una muestra, solo una muestra de lo que este grupo tan interesante ha estado produciendo en su dilatada carrera. Suspiros de Low que en "The Hunting Bird" se chocan con la imagen desfigurada de unos Pavement de bajada total. "Your song" es rubor en las mejillas, instrumentación que cauteriza, galimatías que explota en una soberbia expresión detonadora de adjetivos líricos.

Y cuando llega "Eastwood", ya me tienen rendido, ya me puedo retirar a los aposentos del sueño placentero, para arrullarme con una andanada de ondas suaves, de ritmos que vienen del slowcore para partir hacia tierras donde la magia se confunde con el deseo de disfrutar de lo ignoto.

Cuando más se parecen al combo de los brothers Kadane es cuando en "The Boxer Part 1" se deciden a explosionar sus sugerencias en generosos derroches eléctricos que en "Coronado Ti" se convierten en un arpegio de luces que asombran nubes glaciares de amor.

"Stay-alive" es otro puñetazo en la mesa, otro pandemonio de suaves expresiones que denotan la sensación de escuchar a una gran banda, forjada con los fantasmas de  Red House Painters y otros generosos sirvientes del mundo cauteloso.

"All the music people" nos conviene escucharla cuando se cierren las puertas del ruido, cuando estés esperando la parada del bus de los suspiros, el mismo que para entre ceja y ceja, el mismo que es un fantasma convertido en tarta de cumpleaños. Polar, de Valencia,o del Polo Norte. Es igual, un café en una estalactita,  un rugido de oso, una mano amiga que se quema por ti. Buenos.


martes, 19 de noviembre de 2013

DAS KAPITAL."Grecia" (2013)


Tiene merito lo que hace este grupo gallego con nombre de rock industrial pesado y marmóreo. Das Kapital es todo un homenaje al kraut rock, a la no wave, a los sonidos rudos, salidos de un volcán donde se pueden prensar el latido de todos los sueños malsanos.

Das Kapital nos quieren hablar de la corriente de los tiempos, de la desgracia de una sociedad pútrida que poco a poco se acerca al precipicio de una guerra civil o de un imperio de fuego. "Intro" es poner las máquinas de la muerte a andar sobre ascuas de riñas y disputas de ruido.

Luego, se atreven con una versión de los peruanos Los Saicos, "Demoler", donde hacen su particular aproximación al mundo de los E. Neubaten, desde una colina donde la tensión empieza a ser el sedimento de la arquitectura del caos primigenio. "Programa" tiene un punto marcial, envolvente, capaz de hacernos digerir una narración lineal de veneno,con su griteria revolucionaria, con sus guitarras duendes.

En "Tumulto" toma las armas las electrónica más guerrillera, asociada con una autentica deflagración de cuerdas que se toman en serio esto de la independencia. Porque ya va siendo hora de que clarifiquemos lo que es indie. ¿Lori Meyers? Ya basta de más tomadura de pelo. Necesitamos quebrar la cadena de montaje de los mass meda que controlan todo. Que no nos vacilen. Das Kapital es un margen. Un margen que vive de un megáfono que contamina los ríos donde pasa con sonido fluctuantes que no se amansan con nada.

Los gallegos toman su lengua como guadaña justiciera, y la canción que titula el cd es todo un hit para vomitar punk sobre la materia inerte que nos acucia. Los doce minutos de "Abismos" no hace más que posicionar a Das Kapital como una de las grandes apuestas para martillear conciencias, para expandir el caos. Independencia.


domingo, 17 de noviembre de 2013

SEEFEEL. "Quique" (1993)


Seefeel formaron parte de la primera andanada de bandas que empezaron a definir el término de post-rock. Moonsake, Tortoise, Pram, Gastr de Sol, Laika, y sobre todo los que hicieron que se generara este "nuevo" estilo, los imprescindibles Bark of Psychosis.

"Quique" fue el primer disco de este cuarteto londinense,deudor de ese mecanismo sónico que crearon grupos como Cocteau Twins, pero en este caso, agitando la coctelera de sonidos minimales electrónicos, componiendo todo un paseo efectivo y sudoroso por ambientes de ciudad a medio hacer, desperezada mientras los rayos de la desolación penetran en las rendijas de los días.

Escuchar tanto tiempo después el inicio del cd, con "Climatic phase 3", y su absorvente recurso electrónico cargado de olas sonoras de intensidad, donde esparcen sin limites su capacidad de asombro de un mundo liderado por la agitación sonora, hacen que los ocho minutos de canción conformen un mapa de rugosidades inquietas y depresivas.

Y volver a poner en el reproductor joyas como "Polyfuson", embrión donde puedes hallar los ecos de My Bloody Valentine, y donde Mark Clifford y su cuadrilla, dejan su huella para la posteridad de ese microuniverso que se llamó post-rock, compartiendo trinchera con los grupos citados al principio y otros como Disco Inferno.  La voz de Sarah Peacok tiene ese punto de intriga y delirio que hizo que este "Quique" fuera un disco tan necesario para la evolución de la música electrónica.

Aquí la repetición es síntoma de revolución, de ondas marcianas disparadas con feedback de baja presión para volar como volutas entre tiempo tierras de hierro candente ("Industrious"). Ahora mismo tengo puesto el disco en el trabajo, los altavoces se mecen entre intérvalos graves de loops cardiacos, sueños imposibles, el orbe mecánico de una manzana caída desde un naufragio, ("Imperial"), la certeza de que este álbum encierra las coordenadas, los secretos de un paseo noctámbulo por el ácido de las pesadillas.

Cuando Seefeel querian que bailasemos se sacaban cosas como "Plainsong", un torbellino donde Sarah se cruza de piernas mientras las programaciones vuelan siderales en un éter agitado. Pero sobre todo "Quique" es un lugar donde frotarse las manos con calma mientras el fuego sube y sube hacia las nubes que descargan óxido y algun pergamino de tristeza. Escuchando la nocturna "Charlotte's mouth" sería capaz de relajarme tanto que podría llegar a no respirar.

" Through you" y "Filter dub" son como no, otra de las razones por las que Seefeel aparece en Discos pensados, como una de esas bandas influyentes que con su incomodidad rítmica hizo posible que el mundo de la eléctronica, colisionara con el ambient creando maravillas como este "Quique".


jueves, 14 de noviembre de 2013

PERRY BLAKE. "Still life (1999)


De satisfactoria se puede decir mi primera incursión en la discografía de Perry Blake. Nunca antes me había parado en él, y he de afirmar que si todos sus trabajos son como este "Still life", voy a empezar ya a buscar hueco en mi armario para nuevos huéspedes de la tristeza.

Oyéndole se me viene a la cabeza Nick Drake y sobre todo David Sylvian. Todo "Still life" es una amalgama de tristeza y acidez en los corazones. Desde las primeras estrofas de "Sandriam", hasta la envolvente "No llulabies", no paran de llover terremotos del alma cuando escucho su voz tan particular,su reflexiones sobre la parte débil del alma.

Otra veces, como "If i let you in", música de club para sediciosos de las tónicas del sentimiento. Ritmos suaves y sinceros cortados por un patrón único de obedecer la calma y la desgracia ajena. La orquestación de "Bury me with her (Julia)" es fantástica y sensual, capaz de hacernos olvidar todos los ruidos del mundo.

El irlandés es la leche para tomarse las cosas de la pasión en serio, sin chorradas ni aristas bravas. "Still lives" puede ser tu single de la semana si te apetece ir de tranqui, y "War in France", con la compañía siempre grata de Françoise Hardy te deja con la boca repleta de miel de abeja de tentaciones útiles para llevar bien eso tan complicado que es vivir.

El pianista también hace honor a su destreza con las teclas, para en "Stop breathing" regalarnos una buena ración de literatura de los sentidos agazapados bajo el manto de un tequiero siempre junto, o un hasta luego que he dejado un pétalo prendido en la aguja del tocadiscos duerme el sueño de los justos.

Perry Blake. Lo apunto. Busco más de él. De momento, silencio, se colapsa la muchedumbre, aqui esta el no-ruido.


martes, 12 de noviembre de 2013

BILL CALLAHAN. "Dream river" (2013)


Hay veces que debemos buscar en el reino maravilloso de los pájaros un símil para acercar la voz de nuestros cantores preferidos. Si al gran Robert Wyatt se le comparó con un ruiseñor, oyendo al señor Bill Callahan no hago más que pensar en un mirlo solitario, dejado de la mano de su amada, bogando entre rama y rama buscando grosellas de amor o el estímulo de un buen chute de rocío.

Bill Callahan lo ha vuelto a hacer. El ex-Smog, en su cuarto largo en solitario, nos arropa con su tensión baja, con su música de terciopelo, con su country de duendes de un bosque donde las montañas son confetis blancos, donde es fácil perderse con la huella de un beso.

"The sing", con su violín embaucador, con las gárgolas en la voz, es una buena excusa para depravarnos con la suavidad de Bill. La segunda, "Javelin unlanding", es una canción de esas que levantaría el ánimo a un depresivo extremo. Generosa, flauta de viento, rauda en versos sinceros....

Ahora que se nos ha ido Lou Reed, está bien detenerse al final del camino y escuchar "Small plane", con su surcos en la cara de aire nuevo, con una agitación armada de cariño para soñar nubes iluminadas. La naturaleza esta hábilmente integrada en este "Dream river". Nos topamos todo el rato con arboles que se llaman "Spring" donde poder descansar del sol pertinaz y fumar un poco de rumores de margarita.

"Ride my arrow", es una persecución policial de mariquitas en pleno vuelo de caída, con una instrumentación que aspira a sedarte los sentidos, café acústico, tentempie mañanero. Y la llegada del verano esta contemplada en este "Dream river" con cosas tan especiales como "Summer painter", donde se dibuja un artefacto colapsado de amor para que te puedas perder sin problemas.

Bill, amigo Bill, sigue tocándonos la fibra, continua con tu engraneje de sencillez. Lo tuyo es fácil, pintar cuadros en el bosque y transformalos en notas musicales.


domingo, 10 de noviembre de 2013

UMBERTO. "Night a thousand screams" (2012)


El sello escoces Rock Action, casa de los mortíferos (ahora venidos a menos) Mogwai, acoge a Umberto. No, no espereis crescendos épicos, ni catarsis guitarrera. A Umberto le va mejor las bandas sonoras ficticias de peliculas de horror. Teclados en un bucle de burbujas, ansiedad, ambient que crea un efecto de sosiego y a la vez de atención, pululan por todo "Night a thousand screams".

"Boston 1942" es la primera dentellada, los primeros pasos para absorver tensiones en una incursión colosal por cielos negros y luces que dan miedo. "The puzzle" es atmosférica y a la vez atrapadora. Puedes intuir que la cuchilla se va afilando, que los cuervos empiezan a poner sus plumas sobre el vaho de tu esencia.

Matt Hill es el mago que saca de la chistera cosas como "The Inestigation", donde la electrónica flota sobre nubes que guerrean ansiedad y depresión. Sonidos de los 80 para el siglo XXI. Tecno pop de fantasmas que hartos de truco y trato deciden por las buenas pasarse todo el año viviendo en nuestros sueños.

A quien le guste el cine de Dario Argento, ya puede prepararse para unos buenos chutes de emoción malsana, cuando en la pista suena "The Pool" y se desnuda el cielo su negrez para hacernos pensar colinas llenas de ojos inquietantes.

"The dance studio" es liquido de amnesia, tecnología al servicio de cualquier buena recreación fílmica de algún libro de Stephen King. "The Waterbed" y "Paralyzed" son otras dos formas de temer a la noche, de llevar tus obsesiones a un buen puerto de decadencia y horror.

Pon la tele, apaga las luces, que empiezen los creditos, el título de la pelicula, mantén tu cocina cerrada, los cuchillos con candados, cualquier cosa puede pasar....


jueves, 7 de noviembre de 2013

MENDELSON. "Personne ne le fera pour nous" (2007)


Los conocí cuando el sello Green Ufos puso sus primeros trabajos en conocimiento de los ávidos por sensaciones fuertes. "Quelque part" (2000), (ahora mismo inencontrable), fue un enjambre de ruido incontrolado con el saxo reptando cadencias venenosas en cada canción. Antes, "L'avenir est devant", (1998), les había visto nacer.

Y detrás de Mendelson un pedazo de artista, Pascal Bouaziz, con esa forma de cantar arrastrando volcanes, donde el hastío se encuentra con el dolor, donde te conmueve y te atrapa con frenesí. El doble cd "Personne ne le fera pour nous", posicionó a Mendelson en ese altar indefinible de la música gala con agarre y lujuria (al lado de Michel Cloup,ex-Experience, con nuevo álbum para inicios del próximo año). También puso los cimientos a lo que vendría este año, la obra por la que a Mendelson se le recordará, un triple disco homónimo que también saldrá en Discos Pensados, y donde el exceso compositivo de Pascal  le hace compartir obsesiones con Scott Walker.

Mendelson es un formidable compendio de crudeza y lirismo, es un espejo donde se reflejan las oscuridades secretas de cada uno. Ayer me pase la tarde escuchando el primer corte, "Scanner", su lamento inacabable, su radiación sentimental. "Crétin" es una recreación muy particular del universo de los jovenes sónicos, con arreones de electricidad.

No sales indemne cuando escuchas "Personne ne le fera pour nous". La voz de Bouaziz y el colapso al que lleva a su banda, te provoca, te pone alerta, te seduce. La que titula el doble es una velero cargado de grisú de Nick Cave. Puro carnaval. Y cuando se ponen descarnados, trenzando airadas volutas de sentimiento a flor de piel ("Une chambre d'hôtel"), te mecen con sus arrumacos venidos de alientos repletos de estrellas caídas.

Mendelson son una apuesta segura. Los recitados de Pascal son como un mantra que te sumergue en un mar lento, donde los instrumentos cargan sus municiones para esparcir suculentos platos de incomodidad ("Le sens commun"). Me estoy pensando hacerme una camiseta con el estribillo de "J'aime pas les gens", agotadora, nihilista, cruda, infernal.

Saben nadar entre lagos de calma radiante y primigenia ("Sans moi" ) o  los once minutos de "1983 (Barbara)" y también se recrean con espectros electrónicos (Micro-couperes") a la vez que nos perforan con ritmicos asaltos a mano armada como "Dans tes rêves" o "Joyeux Nöel Jackie", catarsis sin posibilidad de ventilar corazones.

16 canciones para no perderte en vaguedades, para señalar el camino, disfrutar de los misterios abisales del alma. Mendelson, una apuesta segura. Y si os sentís como yo embriagados con este cd, a prepararse con el ultimo triple que por aqui aterrizará como sombra avasalladora. Sobresaliente.


martes, 5 de noviembre de 2013

PATTI SMITH. "Banga" (2012)


De que manera tan sorbebia regresó con nosotros en el año 2012 Patti Smith. "Banga" fue un toda una manera de decir que ella sigue aquí, que no se ha ido. Que puede dejar aparcada su labor de oradora-poeta para cercenarnos los oidos con su guitarras y su delicadeza.

"Amerigo", la que da pistoletazo al disco, es todo un hit superlativo, melódico, adictivo, de esas canciones que se dejan querer, que se te cruza en el camino y perdura en ti largo tiempo. El titulo del cd viene del nombre del perro que aparece en la obra de Bulgakov "El Maestro y Margarita". Asi es Patti, siempre interesada en la creación, siempre al lado de esas maravillosa subversión personal que se llama literatura.

"April fool" single en su dia, mediotiempo cariñoso que te mece con su voz tan particular, con su dicha de artista. "Fuji-san" (dedicada a las victimas del terremoto que asoló Japón) es eléctrica como sólo ella sabe. También hace su sentido homenaje a la desaparecida Amy Winehouse, en "This is the girl".

La que titula el largo es todo un pelotazo gritón, radiante, solemne, para poner las cartas definitivamente sobre la mesa. Me gusta el aire indio de "Mosaic" y los diez minutos de "Constantine's dream" ponen a Patti Smith en su sitio. El hogar de la insurrección, el de los viejos roqueros que nunca se cansan en arañar verdades.¿Como se te queda el cuerpo cuando escuchas la versión que hace de Neil Young, "Afther the goldrush"?

Ahora que Lou Reed se nos ha ido, escuchar "Banga" cobra una especial importancia, nos incita a volver a los clásicos, a los que están y a los que se han marchado. Recuperar a los titanes para combatir la apatía de unos tiempos robustos en mediocridades. Superlativa la Smith, superlativa.


domingo, 3 de noviembre de 2013

EINSTURZENDE NEUBATEN. "Kollaps" (1981)


1981. El sonido industrial, seco, demoledor, violento y minimal, pone una de las primeras piedras con la edición de este disco, los alemanes comandados por Blixa Bargeld aparecieron en 1980 en un club berlinés, donde ya dejaron a las claras que iban a dar mucho que hablar.

El concepto de canción como tal es violentando, ultrajado, llevado casi al terror, cuando suenan ruidos de taladradoras, rúbrica de un mundo seco, helado, sin sentimientos. La aparición de "Kollaps", fue pues una dentellada carnívora y cruda, solemne y marcial contra los cánones establecidos de la época.

¿Quién sino se atrevería con una version del "Je t'aime moi non plus" de Gansbourg,  "Jet'm" nacida de las estalactitas de una fabrica de siderurgia seminal? "Kollaps" es un enjambre de sinfonia demacrada y desrtuctora. "Bastiag and zerfall" es todo un principio sobre como colaborar para que el futuro sea un espasmo de hierros rotos en la colina de la esperanza.

"Praussen ist feindilich" es otra manera de incidir en la corriente del hielo, de los gritos con espasmos, de la utilización de elementos de lo cotidiano para confeccionar un mapa sonoro donde es dificil salir sin perder algo.

"Hirnsage" es un remolino donde podemos encontrar las huellas de lo que harían los Sonic Youth y "Hören wit schmerzen" es una marcial marcha que se retuerce en un espasmo atómico. Asi fue "Kollaps", un aullido que no se acaba, un martillo pilón hermanado con los primeros Swans, con Throbbling Gristle y con toda esa orda de mercenarios del caos.

Ponte "Tanz debil" y si puedes duermete la siesta mientras pasa cerca de ti la maquina de aplanar cererebro.