Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

miércoles, 27 de junio de 2012

ANNE CLARK. "The smallest acts of kindness" (2008)


10 años llevaba este extraña musa de la electrónica sin sacar ningún trabajo cuando "The smallest acts of kindness" salió a la luz. 10 años sin saber nada de esta diva de lo electrónico, de lo oscuro con detalles barrocos.

"The smallest acts of kindness" es un trabajo donde Anne Clark grabó acompañado de una superbanda y bajo la producción de Manuel Ritcher, un interesante muestra de lo que es capaz esta británica tan brillante. Desde aires de dark oscuro como "Nothing going on", hasta épicos paseos de piano sinuosos y traviesos, ("The hardest heart") donde aparca la electrónica para ejercer de bruja de los espacios siderales.

"Waiting" es casi new age bien entendido el concepto, y "Psalm" es una meticulosa carga de sentimientos disparados sin posibilidad de detener la fuerza de este genio de mujer. Digamos que en "The smallest..." predominan los ambientes tan usuales de recitado de Clark en un fondo sonoro del que imaginamos leyendas imposibles de cielos caidos, de tenues voces que se apagan en dias sin luz.

"Off grid" es otro poema largo que te encoge el corazón con su chelo descompuesto, con las teclas tejiendo pasión desbordadora. "Boy racing" te mete rápido en el bolsillo con las cuerdas yendo y viniendo en un traqueteo nervioso y para nada dubitativo.

Asi que es hora de que nos pongamos las pilas y recuperemos a esta joya de los excentrico que tan buenos ratos nos regalo en los 80. A por ella pues amigos.


lunes, 25 de junio de 2012

THE NEW RAEMON. "Libre asociación" (2011)



Qué bien que le sienta a Ramón Rodriguez el lavado de cara sónica que se ha producido con este enigmático, potente y engatusador "Libre asociación". Antiguo componente de Madee, en solitario se había labrado hasta la fecha una carrera de eps y de disco comos "La invasión de los ultracuerpos" donde predominaba sobre todo los tempos lentos con una imbricada manera peculiar de llevarnos de la mano.

Pero esto es otra cosa. "Lo bello y lo bestia" es todo un hit de eso que meteremos en nuestras recopilaciones particulares de buena música indie de aki. Lo tiene todo. Gancho, rabia, furia contenida, fraseos lapidarios... "Consciente hiperconsciente" con piano de instructor de sentimientos deja paso a una diatriba de dolor adulcorado, con una buena dosis de rabia.

"La vida regalada" es una especie de swing oscuro desgarrado y erótico que deja paso en "Soñar la muerte" a un canción más donde la guitarra se erige como participe y clave principal donde gira la fantasia espectacular que crea Ramón. "Libre asociación" es un album recomendable porque en él nada es gratuito, hasta temas con aires de folk rural como "Algunas personas del valle" suenan estremecedores y ganadores.

El pop de "El refugio de Superman" es todo una dádiva que serpentea ágilmente en un entramado de felicidad embustera. Luego, si quieres seguir con la aventura de The New Raemon, te pones "Aspirantes" y me dices que tal te queda el cuerpo con la espinosa ración de oscuridad que reparte este pilolo de emociones arduas.

Otro nombre pues a seguir. Otro artista que he descubierto y que coloco en la fila de los pocos que deslumbran en nuestro desolado panorama ibérico.


miércoles, 20 de junio de 2012

THE WEDDING PRESENT. "Valentine" (2012)



Ellos han sido, son y serán una de mis bandas favoritas. La compra en vinilo cuando la juventud me salpicaba a borbotones del inconmensurable "Seamonsters" (1991) supuso un antes y después en esto de degustador de placeres musicales solitarios y en compañía. Quizás "Seamonsters" halla sido el disco que más veces he escuchado, me sé casi de memoria sus riffs y cuando suena cualquier tema del album la piel se me eriza como si fuera la primera vez. Parece un puto noviazgo esto, no?

David Gedge sigue con sus The Wedding Present, (el único que continua desde el principio) después de tantos años, arañándonos con su peculiar forma de cantar, con ese torbellino guitarrero que te hace salir disparado del sillón convocando a todos tus hados del pasado para votar como resortes entre feedback melódicos y descarga de corazones destronados por doquier.

"Valentina", para todos los que seguimos cada producción de Gedge es otra vuelta más en su cruzada por rompernos el alma con sus abanicos eléctricos, con sus parones que tienen veneno ("You're Dead").  "Valentina" supera con creces a "Take Fountain" (2005) y "El Rey" (2008), y llevo ya casi una docena de escuchas que me hacen confirmar lo que ya sé desde hace años: The Wedding Present nunca defraudarán, siempre se las apañan para ejercer con furia de adalides del pop eskizoide, rompiendo reglas, ejerciendo de unos The Smiths punks.

"You Jane" tiene ese meloso pero a la vez abrasivo deje que tan bien ejecutan.  Y "Meet cute" es un aguijón en la garganta que comienza como un tanque, reptando entre galimatias y que queda de maravilla con los coros de Pepe Le Moko, bajista y nueva incorporación que da un puntillo especial a la bronca garganta de David.

"Back a bit... stop" con un poquillo de más velocidad podria salir de "Bizarro", y "Stop Thief!" representa a los que nos sentimos fanaticos seguidores del regalo de boda, un batiburrillo de perlas electrificadas por un pop trágico, por unas guitarras que aullan mientras esperas en la esquina el adios, o el principio de algo inesperado.

The Wedding Present, con sólo escuchar el nombre  me pongo alerta. Fueron banda sonora de mi ayer, y mi presente se regocija de que sigan incorregibles, especiales hacedores de ese magma volcánica que me atrapó cuando apenas eran un jovenzuelo truhán. "The Girl from the DDR" pudiera estar ubicada en ese otro proyecto de Gedge que se llamó Cinerama. Igual de envolvente, con sus suculentos caramelos envenedados.

Y que me dices de la rabia de "Deer caught in the headlights" y de la mejor del disco, la última del lote, "Mystery Date", desde ya una segura canción para hornear en tu oido veraniego. The Wedding Present, de nuevo me quito el sombrero, cierro la puerta, cojo la guitarra imaginaria que guardo tras el armario, pongo el volumen a todo trapo e imagino que no tengo 42 tacos, que con los colegas rompemos Madrid a base de risas y buenos abrazos, que añoro un deja vu para escupir ebriedad al cielo, ahora que nos ahogan con esa maldita crisis causada por los hijos de puta de siempre. Siempre quedarán los Wedding, los wedding, los wedding.....


martes, 19 de junio de 2012

A WEATHER. "Everyday balloons" (2010)

A Weather es un grupo de folk. Si, folk de ese que es caramelo sin vicio, cartas sobre la mesa mientras se mesan las dudas los silencios fortuitos de la vida. Aaron Gerber y Sarah Winchester se encargan en este su segundo largo de ponernos la calma como fundamento contra los avatares de los dias inciertos.

Y eso que el inicio de "Third of life" tiene arranques roqueros que les libera del sesgo de una banda más de folk de dormitorio. El piano de "Winded" es un buen convidado de piedra para perseguir pétalos crujientes de enhorabuena.

"Ducks" suena terciopleo de alcoba y "Seven Blanquents" es otra pieza más donde se nota la perfecta sintonia entre estos dos tenores que enardecen con su voluptuosidad lenta la querencia que a veces tenemos de ponernos un disco tranqui para socorrernos de tanto ruido.

Me gusta "Newfallen" porque es alegre y suntuosa, tierna y a la vez caprichosa. Como "No big hope" que se enreda en suaves vaivenes donde porfiar trenes que pasen a una misma hora por la cifra incomoda de las realidades paralelas. Asi es todo "Everyday balloons", un entramado de luminosidad como la portada del album. Low con luciernagas, o Bon Iver de paseo por una colina de rayos turbios.



domingo, 17 de junio de 2012

VIVIAN GIRLS. "Everything goes wrong" (2009)

¿Se puede pedir más a estas chicas? "Everything goes wrong" dura poco, pero en esta levedad temporal se las apañan para ejecutar su punk directo con aires lofi, como unas Magnapop teñidas de niñas buenas falsas, pues lo suyo es algo de riot y mucho de mala leche.

Asi que en estos calores estivales, si lo tuyo es sudar más, regocijarte con unas buena coartada de temperatura al máximo, este "Everything goes wrong" será tu medicina, tu aguardiante para pelear más si cabe por un trozo de trinchera agresiva.

Todo suena como una excelente continuación de su primer discos titulado como las chicas. Rabioso y urgente. Así inician "Walking alone at night" su senda particular por el feedback y el aturdimiento. "I have no fun" es punk para exprimir piernas, y "Can't get over you" tiene una aire entre yeye y provocador que la verdad, es toda una delicia para tu delirios de no grandeza.

"The desert" es coctel y anfetamina y "Tension" es una ameneza suave que se quita espinas mientras ya en marcha el motor de tu escucha, te haces fuertes con este trio de chicas que tan bien aprendido tienen eso de meter leña al fuego.

Andate pues con cuidado, baja las persianas y pincha tu ración de vinilo a todo trapo. Esta bien que tus fiestas etílicas de este verano que nos ataca sean digeridas con gusto con secuencias sonoras como estas Vivian Girls. Sudar, sudar, sudar...... Piensa en Stereolab enfandadas con el mundo y acertarás.





martes, 12 de junio de 2012

TINDERSTICKS. "Falling a down a mountain" (2010)


Hablar de Tindersitcks es sobre todo hablar de la voz de Stuart Staples. Suyo es el algodón que medica desde la tristeza calices que se esparcen por torbellinos de ondas musicales que siempre nos deja con la boca abierta como poco.

"Falling a down a mountain", que nació tras una aventura en solitario de Staples, "The hungry saw", y tras cambios en el banquillo del personal, es una crudo y sincero resumen de una carrera plagada de hitos para fortalecer a la melancolía.

Comienzan con la canción que titula el cd, una especie de jazz oscuro que cuenta con la colaboración del saxo de Gallon Drunk. Vibrante. "Keep your beautiful" es una joya balada que te mece y entumece y "Harmony Around my table" es de esas composiciones a los que nos tiene tan bien acostumbrado el genio ingles.

"Peanuts" cuenta con la colaboración vocal de Mary Margaret O'Hara que entabla un duelo verbal con Stuart luchando para saber quien nos pone antes la piel de gallina. Colosal. "Hubbards hills" es una tenebrosa movie que bien pudiera anunciar crimenes de amor sincero, o maquillar la luz del dia con neones traicioneros que intuyen desgracias que siempre se acontecen.

En plena forma pues los que en su dia con discos como "Curtains" nos quebraron el corazón en pedazos de silencio. Tindersticks siempre sera una apuesta segura, un caballo ganador para para la fiebre de los dias.



lunes, 11 de junio de 2012

DOMINIQUE A. "Vers les leurs" (2012)


Siempre he sentido una especial predilección por este mago de emociones a traves de su cancionero. El compositor de Nantes fue el que inició en mí el gusto por la música del pais vecino, el que me acercó todo el monumental mapa de grupos y artistas que dado el imperialismo de la música anglosajona, no lo han tenido nada fácil para traspasar fronteras.

He seguido todo los trabajos de Dominique A y ninguno me ha defraudado. Desde sus inicios experimentales de "La fossette" (1992), hasta la cumbre (ahora ahora) de su carrera con "Auguri" (2001), Dominique A ha sabido tejer un mar de olas interiores, retococando el concepto de chanson con sus guitarras afiladas  ejerciendo de lirico competente apaciguador de volcanes del ánimo.

Estoy con la crítica en que "Vers les leurs" es uno de los trabajos más redondos del chanteur. Acompañado por un quintento de viento que se engatusa con la electricidad que Dominique A acostumbra a tender puentes, inicia con la monumental "Contre un arbre" la expedición por la jungla de sonidos que es este "Vers les leurs".

"Rendez-nous la lumière" es un himno de esos que nos tiene tan acostumbrados, con su garganta terciopelo arengando a las planicies del corazón. En "Ostinato" nos regala un paseo en barco mecido por los vientos engatusadores. "Parce que tu étais là" tiene la cualidad de grabarse de inmediato en tu mente corazón, con esos bajones de voz tan personales, con esa reflexión tan particular de un autor, que en esta su 9 obra ya entra con derecho en el pabellón de los grandes de la música independiente francesa.

El sorprendete y casi sinfónico comienzo de "Parfois j'entends des cris" es un crisol de destellos que da paso a la guitarrera "Close west", otra excusa más para posicionar este "Vers les leurs" entre lo mejor de lo aparecido en este año. Mi favorita, "Quelques lumières" un entramado de poesia desbordada que te deja desecho, que te colapsa los rincones más sencillos de tu alma.

Dominique A consigue traspasar barreras, jugar con nosotros al escondite, malabarista por siempre de la delicadeza, orfebre que tiende sus redes para conseguir que nuestros silencios se vean recompensados por un aire ignoto de serenidad y rabia. Dominique A, de nuevo en el camino, saboteando espejismo, erizando estandarte de salud animica. Chanson, rock, clasicismo, todo en uno para nuestro personal goce.

jueves, 7 de junio de 2012

THE ANTLERS. "Burst apart" (2011)


¿De donde proviene este hedor? ¿Con qué instrumentación linguistica afronto la crítica de este disco que seguramente nunca debiera haberse construido? ¿Merece la pena gastar tiempo y ganas en la escucha de artefactos tan deplorables como este "Burst apart?

Preguntas como estas y otras que voy a evitar escribir para no dañar los ojos-oidos de los que están detras de Discos Pensados, me asaltan ahora que me dispongo con muy mala gana a escribir este articulo sobre uno de los peores discos que jamás he escuchado. Porque no entiendo muy bien que tras un aceptable "Hospice", The Antlers hallan fabricado un auténtico conjunto inerte de melodias detritus.

Quizás la respuesta radique en que los chicos liderados por Peter Siberman quieran ser unos sucesores indignos de los ya indignos Coldplay. "I don't want love" es un ejemplo de esta melosidad sucia y deprimente. "French exit" es un bodrio pop carcomido por estrellas de vomito y "Parentheses" es un acercamiento a Radiohead con desgana y sin ninguna gracia.

La verdad es que esto es un fiasco de principio a fin. Con esa voz que parece imitar a Buckley y que es un sacrilegio imperdonable para los que amamos la buena música. "No windows" gustará a los indies modernetes que no ven más alla de sus gafas pastas, y "Rolled togheter" es otra edulcorada sintonia repelente y para escupir oprobios.

Vaya puta mierda de disco tio. Después de haber asistido ayer al concierto de Shellac en Madrid, y haberme sumergido en una catarsis febril de rock acerado, granítico, maquinal y explosivo, oigo este pedazo de lava malsana y me dan ganas de hacer lo que acabo de hacer. Abrir la basura, meter el cd y olvidarme para siempre de este engendro impostor. Ya me encuentro mejor. Joder, que puta pesadilla.



lunes, 4 de junio de 2012

XIU XIU. "The Air force" (2006)


Reconozco que cuando me topé con Xiu Xiu me causaron una enorme emoción. "Knife play" (2002) y "A promise" (2003)  fueron un torrente devastador donde la voz loca, orate de James Stewart llevaba la manija de una banda que andaba por el lado frenético del pop, con descomposiciones analógicas y esquizoides que barruntaban mal rollo.

Este "The air force" la verdad es que apenas me seduce como los reseñados títulos. Las críticas del momento decian de él que era la producción más amable de la banda. Quizás por eso, o por la consencuencia de un discurso ya algo gastado, siento tras unas cuantas escuchas, que algo cojea en el engranaje musical de  Xiu Xiu.

Y eso que aun se sacan cosas tan maravillosas como la distorsionada con flauta y todo "Hello from eau claire". Pero los experimentos barrocos tecnológicos que antes hacían gracia, ahora parecen como una autopsia de The Magnetic Fields. "Vulture piano" es buena muestra de lo que comento.

"PJ in the streets" tampoco produce el desenfreno y la catarsis a la que nos tenian acostumbrado el perturbado de Stewart. Fuegos de artificio sin más. Lo bueno de "The air force" es que no pase de la media hora, para que en 30 minutos concreticen sus esquemas para no darnos más la paliza.

Salvo de la quema también "Saint Pedro Glue Stick" con su aire de post-rock cercano a Piano Magic, y poco más. En conclusión, no sólo con aullidos y tenebrismo vocal nos comformamos. Queremos formas que amenacen y no fastasmagorias épicas que se quedan en nada. Decepción pues de otrora buena banda.