Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

viernes, 30 de marzo de 2012

CORCOBADO. "Editor de sueños" (2006)


Inigualable, indescriptible, especial, taumaturgo de dolores extremos, explorador del misticismo de la destrucción, vanguardia, icono de la música verdaderamente independiente, afilador de cuchillos y reinvidicador de la canción italiana, brasileña, francesa, siempre a su manera. Ladrador impertinente, inmigrante forzado de la realidad... Podría pasarme todo el artículo ejerciendo un dictado panegírico sobre este autor que tanto ha hecho para que la música siga teniendo un componente de peligro.

"Editor de sueños"  es otro más de los artefactos sónicos que no te debes de perder del que fue marinero asesino en Mar Otra Vez, diablo cojuelo en Demonios Tus Ojos, y chatarrero de desesperanza en su proyecto de sangre y cielo. ¿Empezamos pues la travesia por el Hades de flores de cristales rotos?

"Susurro" es decadencia, chanson particular de Javier, piano y delicadeza. La que titula el cd, es pura catarsis, puro Corcobado electrificado, explorando la rabia y  la visceralidad. "No quisiera" es otra de esas perlas negras, apasionante y triste, donde Corcobado se explaya a su manera como tan bien sabe hacer.

En "Invernadero", una de las instrumentales, nos emboba en una especie de jazz futurista plagado de culebras y estalacticas. "Amar" es para bailar a la luz de una luna roja por el desaliento y "Orquesta de perros" es todo un hit memorable de acero comprimido, america profunda, luz  a medias de delirios.

"Si usted pudiera matar" rebosa caricias de petunias; calmada, reptante, versos de áticos de besos demasiado pronto olvidados. Asi es Corcobado, tire donde tire atina a mansalva, se carga el invento de ese rollo de la canción de indie comandada por Vegas y otros acólitos aburridos que en comparación con Javier quedan como amateurs de la nada.

Y como no, para que no olvidemos su pasado como terrorista sónico, nos regala "Extermínese", veinte minutos de apocalipsis, inacabable sedicción pantanosa que acaba con todo, que se esfuerza para retorzernos los tímpanos mientras miramos la demolición de todo lo establecido.

Asi que toca poner "Editor de sueños" junto a "A nadie" (2009), "Fotografiando al corazón" (2003), "Ritmo de sangre" (1993), y toda esa colección de pesadillas funesta que consta la discografia de este diamante recolector de pasiones incendiarias. Si, esto si que es un cantautor de los buenos, sagrado icono del pecado, visceras al aire al por mayor. Que aprendan otros....

miércoles, 28 de marzo de 2012

LUDOVICO EINAUDI, "Nightbook" (2009)


Algún iluso podría pensar que tras Ludovico Einaudi y su propuesta de Piano songs, anda alguno de esos pardillos que usan la new age para comernos el coco con sus calmas tan cargantes que ni cristo se cree.  El italiano Ludovico aunque utiliza el piano como principal baza para rodar por campos y valles donde al agua amaina introversión, usa también la electrónica para el armazón de su lluvia tan íntima, tan volcada en compartir cajón junto a Mertens, Nyman o Tiersen.

La carrera prodigiosa de este pianista esta repleta de artesania de teclas donde dormitar es una seguridad cuando los acordes de marfil se esparcen por la estancia de tu auditorio. En "Nightbook" abre la ventana para que entren otras sonoridades igual de envolventes,contaminadas con el influjo acariciador de cada nota que despide este pedazo de disco.

"In principio" es piano y piano, voz y grito, serenidad y luces que se apagan en una circular y minimal composición para abrir boca. "Lady laberinth" es una incontención provocada por el violonchelo y la linealidad de un sonido que te absorve y te lleva de la mano. En "Indaco"  se concilian la tempestad con los cielos abiertos; por un lado el piano, por otra la tensión premeditada del viento que a su aire barrunta más de un disgusto.

"Eros" es porcelana para que el gato se limpie los bigotes y "The crane dance" es una fabulosa rúbrica repleta de belleza, de sloganes para quedarnos en un dia de sol en casa para añorar el hálito del otoño lejano. La verdad es que este compositor es grande. Desde los años 80 no ha parado de hacer música para televisión y cine, orquesta, teatros, etc. etc. Tenemos pues a un renacentista colosal entre nuestras manos, estamos de enhorabuena.

Este "Nightbook" es mi primer encuentro con el piano man. Me comprometo a saborear más de la obra de este italo tan comprometido con llenarnos el corazón de esperanza, sin especulaciones ni arpegios inservibles. Sólo piano, y amor, mucho amor.

lunes, 26 de marzo de 2012

GRUPO DE EXPERTOS SOLYNIEVE. "El eje de la tierra" (2012)


Cuando escuche "Alegato Meridional" (2006)  de la banda en cuyos miembros nos encontramos a Jota de los Planetas, pensé que era como un pasatiempo preparado con ideas para que los planetarios (que somos unos pocos) no suframos la abstinencia del sonido sideral de los de Granada.

Ahora, tras oir este "El eje de la tierra" y tras comprobar que para que la medicina de este album haga efecto hay que tener paciencia y darle su buena docena de escuchas bien centraitas, considero que aunque hay canciones que bien pudiera ponerlas en la órbita de los Planetas, la idea de original de la banda de ser como unos Byrds del Albaicín, con toques de Gram Parson con palmitas de caña de mediodia, se superpone a la intención de to quisqui de llevar la crítica  del disco en cuestión como uno más de Jota y cia.

Victor Lapido (ex-o91) y Miguel Lopez (ex-Planetas) entre otros, hacen que este grupo de expertos tan especiales confeccionen canciones que van desde el pop hasta el country siempre con unas letras regadas de amargura, lejia en verso y flores enmomiadas que no dan para más.

"La nueva Reconquista de Graná", es de las que la pondriamos el fluor planetario, loa a una tierra,a las raices de unos músicos que fantasean con una tierra preparada para contar sueños sin despertar amargura. "Perros muertos" es country pero también es efectividad en las palabras: "por un perro que mate mataperros me llamaron".

"Dime" es pop atemporal derrotado y complice de la desesperación; melodía perfecta, truenos de silencio, campos abarrotados de fáciles promesas que son quimera. "¿Por qué no te largas de aqui?" tiene la épica de la rebelión, el grano de arena de Jota y cia contra los recortes emocionales, sociales, estatales, que tijeretean nuestra individualidad que nos hacen ser puzzles sin encaje posible en el mapa corrosivo de la nada.

"Blues chillando en un cubo", tiene un aire que me recuerda a los Enemigos y "Pequeños" tiene un aire de distorsión de solea que ubica la idiosincracia de una banda que para nada es un entretenimiento y si una consecuencia de las inquietudes musicales de una serie de músicos unidos bajo la influencia calurosa y afectiva del clima granaino, que nos han regalado una buena botella de bourbón cancionero para que podamos de nuevo festejar la llegada a nuestro puerto de la primavera.

viernes, 23 de marzo de 2012

LEO FERRE. "Amour anarchie" (1970)


No me extraña que los personajes y bandas más representativos de la escena indie gala hallan citado más de una vez al poderoso Léo Ferré como influencias más o menos reconocida. Dominique A, Michel Cloup, Programme, Diabologum... En todos ellos hay algún rastro de ese singular chanteur, a mi modo de entender, el más apasionado y visceral cantor francés de todos los tiempos.

Para mucho (para mí seria dificil elegir), "Amour anarchie" es la obra cumbre de este innovador que comenzó siendo un chanteur clásico tradicional para acabar siendo un verso suelto, recordado por esa oratoria, por esas canciones declamadas con un tono tan confensional, tan especial, que aun sin estar muy puesto en el idioma de nos voisins, te verás sumergido en este espectal, lirico y sobre todo emocional mantra de sentimientos al límite.

Anarquista, beodo de la vida sin fin, pasional hasta las lagrimas, en "Amour anarchie" encontramos a un Ferré que empieza con una descarga psicodélica, histriónica, casi de rock oscuro, titulada "Le chien". Fijarse pues debemos en su tremenda instrumentación caótica entre la proclama poética del bardo del pelo cano.

"Petite" es una canción de amor a una menor de edad, repleta de floresta, de pinchos, de goznes de alma. Sinfónica, pura, singular, peligrosa. En "Poètes vos papiers" saca a relucir el rebelde con causa, revolucionario de ideas y sentir, enseñándonos que a los poetas se les aprisiona por su peligro para la normalidad, por su libertinaje de palabras e insurrección.

Y es que el que en otros trabajos musicó los versos de Aragón, Verlaine, Baudeleire o Rimbaud, no se puede quitar la mascara de vate que nos enseña los meandros de la vida y la muerte.El inicio tan roquero de "La the Nana", es todo un sentido homenaje a la mujer que es la antesala de  "La mémoire et la mer" lenta y trágica chanson donde rememora su pasado con el mar como compañero, contraponiendo esta compañía a la soledad del presente de la que habla Ferré.

"Rotterdam" me hace pensar en sus antiguas canciones de primera época, pura canción de baile de salón de amor, donde la ciudad holandesa se hace un hueco en el mapa geográfico de este mago tan fundamental para entender la evolución de la música francesa. Ferré, Brel y Brassens. El trio lo dice todo. El trio de ases en la manga que debes de sacar para sacudirte tanto imperialismo de música inglesa.

Todo un gusto pues traer a este hogar donde los discos se piensan al más grande orador de música que ha dado la France. Y es que los grupos y artistas que mencioné al inicio del artículo sabían bien donde se fijaban para construir sus personales muros musicales. Ferré el poeta eremita, el anarquista necesario, la voz al límite, el señor de la enormes canciones.

miércoles, 21 de marzo de 2012

ANNELIES MONSERÉ. "Helder" (2005)


Annelies Monseré es belga. También podría ser un ángel sin dios ni reino de esos que pululan por nuestro alrededor, para colapsarnos de melancolía febril, de andanadas de siseos que tensan nuestro sentidos en una siesta de nuestros ojos cerrados y abiertos, abiertos y cerrados, sin orden ni desconcierto.

Si te gusta Low, los funerales del querer, la imagineria de lo desolación, "Helder", te alegrará tus malos dias seguro. Apuesto  por ello. Annelies usa el chelo para que nazcan del cielo pequeños agujeros donde plantar sueños ("Sarah").

También aparecen diminutas notas de piano que acompañan a su voz en una brumosa contienda de gotitas de peces incoloros que nublan los segundos de este magnifico y emotivo "Helder". "Midnight" y "These streets" son muestras de esta delicada porcelana que a cada escucha que hago parece que se vaya a romper.

Tristes son las doce tormentas sin ruidos que pueblan este paraíso perdido llamado "Helder". Entre todas forman un ramo de no me olvides, que señalan con el dedo la configuración particular de nuestros corazones. A veces el glockenspiel suena como para abrirla puerta y dejarla pasar. La invitamos a un té mientras nos susurra "Here", y la prometemos que si, que pintaremos en la pared la situación actual de la felicidad.

Luego en "This quiet room", deja que su voz sea monja del folk sin instrumentos ni aparatos sin condensar almas. Belleza, interiorismo, pastos al descubierto, puzzles de lagunas estigias donde permanecer largo rato mientras la cabeza se va vaciando de descondenas.

Si, pasa Annelies, no te quites tu chubasquero mojado de lágrimas, quedate en el sillón y mira como se suceden sin apenas ruidos la gran caterva de los años. Silencio....

lunes, 19 de marzo de 2012

SR.CHINARRO. "¡Menos samba! (2012)


Lo has vuelto a hacer Antonio. Creía que tu techo fue "Presidente", y ahora vas y nos disparas 19 pelotazos de balas revolucionarias de pop de todo tipo, de todo linaje, prensadas por una maquina de tinta policromática de colores expansivos, de rugidos y mala leche, de denuncia lírica que me tiene desde el sábado atado al reproductor de cd, leyendo las letras de las canciones como quien busca el maná, el secreto perdido de ese pop tan roto, tan particular, del Comandante Luque, preparado para presentar batalla, para romper reglas, para seguir siendo un trovador sin fecha de caducidad.

19 canciones. Se dice pronto. Y encima sin perder nunca la gracia, sin caer en lo reiterativo, confiando en que nosotros, la secta que sigue a este sedicioso sea cada vez más amplia, como ratas hipnotizadas por este Hamelín del sur que la verdad, nos tiene embobado. Si, llevo pocas escuchas, pero este "¡Menos samba!" ya lo posicionó en todo lo alto de su dilatada y joven aun carrera. Porque tenemos Luque para rato visto lo visto.

Empezamos la lucha en el monte con "La plaga", introducción perfecta sobre los males de la modernidad, las guerras, los artilugios, etc.etc., fanfarrias en todo lo alto, bailamos y luego unos tiros al aire. "Tu elixir", es costumbrista y feroz, Andalucia entre gracias del Caribe. En  "La alcazaba" es sensual, psicodelico con pétalos de coros que me adormecen. Pero no, no tengo tiempo de descansar, "Hot mothers", es puro Pixies. Nadie de por aqui se ha acercado al espiritu de los duendes con tanto tino, con tanta fuerza y poderío, pedanía de electricidad, bañeras de electrodos mientras las cruces se hacen dedos en una soberbia y brutal canción. Casi lo mejor de lote.

Y digo casi porque es tan dificil elegir. El tono chinarrillo que conocemos en "Todo acerca del cariño", sigue siendo su mejor baza para que le sigamos a pies puntillas. O cuando clava esas formas tan suyas de hacer que las canciones parezcan eternas, forradas a base de bombas de poesia, como "Brasilia".

"La curva de la felicidad" es una ranchera quejumbrosa y alegre, y en "Dinero (otra vez no)", dispara contra esta época que nos ha tocado malvivir. "Dinero, dinero, maldito dinero, dale al botón otra vez". El comandante sabe bien de lo que habla, su metralla tiene dianas que todos conocemos.

"Todo para mi", es juglaresca, medieval, emocionante y en "La aseguradora" habla de la condena que sufrimos los que vemos que la burocracia, los mentecatos del poder, los banqueros asesinos, campan a sus anchas sin poder parar su infame embuste. "Los años en blanco" es post-punk de gabardina de flores, y "Las habichuelas", deja bien claro a ritmo de México lindo quienes son los malditos bastardos que están jodiéndolo todo.

Y si quieres más caña "Mr. España", leche podrida para el español iluso y podrido, peteneras del rock sucio y sevillanas hardcore, que en "La arenga de los Sindicatos Futuristas", versión de Aviador Dro, sienta cátedra y deja abierta la constitución de nuestra rebelión contra este asqueroso sistema que nos domina.

¿Qué mas se puede decir? Luque sigue siendo un punk con corbata de pop tuerto, un tahur que continua su frenético camino hacia no se que orbe desconocido. Cada vez más penetrante, más atinado en sus luchas versícolas. Mientras siga el comandante Luque, nosotros, la guerrilla subterránea, continuaremos por el monte dilapidando afecto y apoyo, juntos, hasta la lucha final.

sábado, 17 de marzo de 2012

JOLIE HOLLAND. "The living and the dead" (2008)


Sin haber escuchado antes de este "The living and the dead" de Jolie Holland, sabiendo que como acompañantes de este viaje tiene a Marc Ribot y M.Ward, la cosa prometía buenas sensaciones. Luego, investigando, me enteré que el cd se grabó en ANTI, la casa de Tom Waits.

Con estos antecedentes, quité el disco de su casaca de plástico, pronuncié play, y saltó "Mexico city", y los primeros compases del tema me inundan de frescor, con esa voz tan grave y a la vez tan sensual, con una melodía perfecta para decorar un jarrón de flores ilesas.

En esta su cuarta producción, nos regala excusas para nuestro disfrute. "Corrido for Buddy" es un pelotazo de folk asilvestrado para abrazarnos largamente y en "Palmyra", la encontramos en su vertiente más moderada, convertida en una campestre heroina encantadora.

"Fox in its hole", es una pequeña película desoladora y frágil que da la palabra en "Your bing hands" con el sonido inconfundible de la guitarra de Ribot, a un roquero espasmo que me recuerda a Neil Young. Y es que con Ribot cercenando la cuerdas, parece que todo es más fácil.

Recomendable pues este "The living and the dead", plúmbeo, ágil, y lleno de melaza de una chica que no se anda con chiquitas para contagiarnos de floreado folk laqueado.


miércoles, 14 de marzo de 2012

HECTOR ZAZOU & SWARA. "In the house of mirrors" (2008)


Hector Zazou fue un reconocido compositor (falleció en 2008), conocido sobre todo por su faceta multicultural mediante su acercamiento en sus trabajos a musicas tan dispares como la música tradiccional corsa, ("Les nouvelles polifonies corses"), pasando por la música africana, ("Noir et blanc"), o su recuperación de las músicas de norte de Europa ("Chansons de merds froids").

Este prolífico autor francés, nos regaló "In the house of mirrors", grabado en Bombai  rodeado de músicos de la India y Uzbekistan, y que también contó con la colaboración de reputados artistas occidentales como Nils Petter Molvaer y Diego Amador.

"Espiritual", la etiqueta que encontrareis a pie de artículo es el estilo que he definido esta obra delicada, por su envolvente poso que te hace respirar rocío, ambar destructurado en molécula de expansión masiva. La casa de los espejos, con el título vale para volar céfiros y caer en picado por cascadas de algodón.

Espirituales son los soplos de desierto que destila "Zannat", minimal es el sitar y el mar de tranquilidad que despide "Kannon ampa", y si te pones "Attainable Bordor:South" crees que estas asistiendo a alguna  cremación de cadaveres a orillas del Ganges. Cerrar los ojos, y después elevarte, joder, que todo no va a ser rock.

En "Darbari" es la flauta quien coge la batuta para perforar diminutos agujeros en el cielo donde plantar semillas de  puertos de alma y "Nazar Shaam", es otro de los puntos álgidos de este choque emocional que no te dejará sin respuesta.

En estos tiempo de agitación que corren, "In the house of mirrors", constituye un bálsamo, un parate que me bajo, un parentesis ante tanto bullicio, golpes de la vida, amaneceres mórbidos. Párpados cerrados, abriles anunciadores, siseos de lluvia sin fin......

lunes, 12 de marzo de 2012

ANTONIA FONT. "Lamparetes" (2011)


Lo han vuelto a hacer. Si en su dia ya caí rendido por el pop radiante de estos baleares, en producciones como "Coser i cantar" (2007), o "Taxi" (2004), en este "Lamparetes", suben una vez más el listón, con su luminosidad, con su verbo fácil en unas composiciones de lo mejorcito que se hizo en el año difunto.

Joan Miguel Oliver sigue siendo uno de esos genios a los que tenemos que estar agradecidos por su elocuencia, su maestria en la descripción melodica,arquitectura vocal repleta de mariposas que consiguen que la emoción nazca de manera espontánea, grácil.

Y es que pongo "Me sobren paraules", con sus coros y su épica de corazón y no tengo más remedio que aplaudir. El teclado inicial de "Coses modernes", es el pistoletazo para una loa cariñosa a la modernidad, que en "Islas Baleares", se convierte en una emotiva colisión de pop isleño. Me encandila la guitarra levemente distorsionada de "Abraham Lincoln",  y ese panegírico que hacen al gran Clint, en "Clint Eastwood".

"Lamparetes" es todo un monumento al pop. Un decorado espacial donde las estrellas se regodean de las sombras luminosas de constelaciones perdidas en un ignoto mar aéreo. Los arreglos orquestales de "Pioners" cruzan campos dentellados de rocío, son una buena manera de adentrarte en "Es canons de Navarone", con su pulcritud lírica repleta de olas de cariño y espacios abiertos.

La escucha de este "Lamparetes", sirva pues como banda sonora de la primavera que se aproxima. Una manera prodigiosa de oler prados, de comer en el campo, de respirar cielo, al lado de esta sinfonía maestra que seguro no te dejará impávido.

viernes, 9 de marzo de 2012

SOCIAL DISTORTION. "Sex, love and rock'n'rolk" (2004)


Recuerdo una casette que me impacto mucho cuando me la compré. Reconozco que me hice con ella por la portada y porque el nombre del grupo me sugeria. "White light, white heat, white trash" (1996) me noqueó por su punk rock galvánico, tozudos y tambien cálidos, fuertes y seminales.

Luego, les seguí la pista haciéndome con "Prison bound" (1988), que también me gustó pero algo menos. Asi queriendo saber como les habia ido la vida, después de la muerte de uno de sus miembros por un aneurisma cerebral, (Dennis Danell), me topo con la cruda realidad de un disco bastante aburrido, manido, y tópico.

Aquí no hay urgencias, y lo único reconocible es la desgarrada voz de Mike Ness, que está en su sitio, cosa que no podemos decir de la música que nos acompaña en todo "Sex, love and rock'n'rolk". Ya desde "Reach for the sky", que casi suena heavy, empiezas a torcer el gesto.

Y como aun piensas que toda buena banda tiene alguna cagada, me pongo "Don't take me for granted", himno punk mainstream, para jovenes con patines y vaqueros rotos. No, nada que ver con la mencionada cinta que a precio de saldo me hizo pasar tan buenos momentos.

Y es que esto no hay por donde cogerlo. "Faithless" es una comedia bufa repleta de tics epatantes, y en "Winners and losers" me quedo con lo de perdedores, para definir el camino hacia abajo que ha elegido el grupo que otrora mediante decibelios y radiación contenida, fabricaba excelentes melodias punk.

Ahora que estoy de limpieza en la casa donde ante vivia, intentaré salvar del desastre la cinta que pondre en el imaginario reproductor de mi memoria para recordar viejos tiempos de una banda que ya no da para más.

miércoles, 7 de marzo de 2012

JOHN FOXX. "Metamatic" (1980)


Con sólo mirar la portada seguro que te darás cuenta que este lp no es de ahora. Que su nacimiento hay que rastrearlo atras en el tiempo, lejos muy lejos, allá en los cándidos 80 donde todo era posible, donde una miriada infinita de estrellas poblaban la galaxia musical llenando de luces de diversos tonos los cielos que se componían a prueba de balas oscuras.

John Foxx venía de los Ultravox, y tras una año de su huida de uno de los grupos más "sonados" de aquella lejana época, lanzó al mercado su primer largo, donde desarrolla con bastante certeza su ya sabido lenguaje lleno de sintetizadores, cercano al orbe de Kraftwerk y de Gary Numan.

"Metamatic", es un laboratorio donde Foxx se emplea a fondo para hacer hablar a sus maquinitas, y contó con el beneplácito de la crítica inglesa, que le mimó quizás en exceso por su pasado en Ultravox. Quizás porque tengo una nostalgia muy especial por aquellos años, la escucha de cosas como "Plaza" o la inquietante "He's a liquid", me produce una sensación de deja vu, al oir como se trabajaba en aquellos años, y como la música electrónica y el tecno pop, seducian a jaurias de jovenes ensimismados por la iconografía de unos músicos que supieron venderse estupendamente.

"Metal beat" es una pulsión futurista que mira hacia el siglo XXI sin sonrojo y "Blurred girl" es un romance electrónico para danzar entre neones pergeñados en un sideral viaje hacia la juventud tan irremediablemente perdida. El ex de Ultravox, siguió sacando discos importantes, (sobre todo "The Garden"), pero ninguna superó a este "Metamatic".

El trapo de polvo que tengo debe de estar ebrio de emoción ante tal colmado de virtudes del pasado. Esto es mirar atras sin perder la compostura. Años 80, de nuevo el túnel del tiempo, sus viejos músicos tahures, la niebla en las caras pintadas, los espejismos de otros tiempos, la migraña del devenir.


lunes, 5 de marzo de 2012

WUGAZI. "13 Chambers" (2011)


Por un lado la mejor banda que ha existido en mi opinión, dentro del post-hardcore, los inigualables Fugazi, y por otro uno de los combos de rap más reputado dentro de la historia del género, los Wu-tang clan.

Pues bien, los productores Cecil Otter y Swiss Andy, se encargaron de fusionar "13 songs" del Fugazi, junto a "Enter the Wu-tang clan" (36 chambers)" de los mencionados hiphoperos. El resultado: una genialidad que gustará por igual a los amantes de ámbos estilos.

Y es que es toda una pasada encontrar en "Sleep rules everything around me", restos del tema "Cash rules everything around me", junto a "I'm so tired" de MacKaye, con piano incluido del bestia de Washington. "Suicide surprise", es puro rap-core endemoniado, sucio, sin aspavientos.

"Forensic Shimmy", en  Wu-tan clag con algun riff desperdigado de los bestias del hardcore. "Killa hill", primitiva produccion de Fugazi contra la violación, se convierte en una cruda rimada composición peligrosa y oscura.

En "Nowhere to wailt", el RZA se forra con el ritmo criminal de "Waiting Room" de Fugazi. ¿Quereis más? Tomad veneno y drogaros con las brutales "Show relase" y "Floating boards", donde la simbiosis entre el hardcore y el rap es tan maravillosa que caes de bruces ante tamaño engrendro.

Experimento pues totalmente apatecible en estos tiempos que corren. Quizas estemos antes un campo de nuevo abierto para hacer cosas distintas cogiendo lo que todos ya sabemos. Fugazi descansan en paz con esta salvaje sinfonia que me hacen tararear a la carrerilla toda la enorme obra del amigo Ian.

viernes, 2 de marzo de 2012

HAYDEN. "Everything i long for" (1996)


Este álbum ya añejo, le recuperamos ahora desde Discos Pensados, para degustar la obra de este cantautor canadiense que desde un folk-rock desesperanzado, nos regaló un puen puñado de canciones para dias de vino mustio, para cercenar los ruidos con cuerdas acústicas de caramelos.

La traducción del titulo del cd, "todo lo que anhelo", enuncia a las claras los deseos de Hayden de que los malos rollos se acaben pronto para tocar con los dedos algo a la bicha dicha. La dylaniana "Bad as they seem" con armónica incluida le da pie a "In september" a acercarse al indie lofi, con bastante cautela, sin pasarse, sin agobios.

Hayden, tenia 20 años cuando compuso este "Everything i long for", y se le nota las ardillas en el pecho, el musgo campestre que "We don´t mind" destila con naturalidad. Año 1996, ya hace una buena carretilla de años. Me gusta la melaza de "Stern",  y los siete minutos sedosos de "Skates".

El piano suena creible en "I'm to blame", y el rock que se agencia en "Driveway", le sale e maravilla. Asi, que nos quedamos pues con este desenpolvado "Everything i long for", que nada nuevo nos descubre, pero que nos hace pasar unos buenos momentos de instrospección necesaria.