Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

miércoles, 30 de noviembre de 2011

STEPHEN MALKMUS & THE JICKS. "Mirror traffic" (2011)


Qué placer volver a encontrarse en este quinto larga duración de Malkmus, con los sonidos que tanto nos emocionaron en la última etapa de Pavement. Porque "Mirror traffic", es quizás, la obra cumbre de este espigado chico que tras una carrera algo irregular en solitario, se pone las pilas y nos regala 15 razones para recuperar el espíritu de los 90.

Bajo la batuta en la producción de Beck, y acompañados por The Jicks, se curra un buen puñado de emociones indies para jovenes-viejos con camisas de cuadros y pantalones teñido de desparpajo. En "Mirror traffic", cabe de todo. Desde ramalazos de pop envenenado con toques country, ("Tigers"), pasando por pequeñas disgresiones estrafalarias ("No one is(as i are be")), hasta lo que más nos gusta a nosotros, petardazos del calibre de "Senator", puro indie rock para corazones aun lo suficientemente púberes como para tragarse toda la discografia de Pavement en 1 hora.

Hasta los toques más relajados como "Brian Gallop", tienen su gracia. Gracia que si te paras en "Asking price", se convierte en el acto en un soplo ligero y armónico contenido pero capaz de convertir la añoranza de estos tiempos en actualización de viejos recuerdos musicales. Quizás de la ultima reunión de Pavement, Malkmus salió convencido de que debería sacar del baul de la distorsión viejos modismos acariciadores ("Stick figures in love").

Y si tiene que meter una gamberrada ruidosa como "Tune grief", para despues pasar a un campestre paseo en "Long hard book", no se lo piensa ni un minuto. Menudo mejunge le ha salido al Estebán y sus acólitos muchachos campechanos y joviales. "Mirror traffic" toda una colección de hits para estas navidades que ya nos acechan. Larga vida a Pavement y a toda su santísima familia!!!!!!!.




lunes, 28 de noviembre de 2011

WINDY & CARL. "Drawing of sound" (1996)


Delicia para los oidos Windy & Carl, si lo tuyo son los sonidos planeadores,el ambient que se sumerge en una catarsis de drones diminutos, donde todo esta espacialmente construido para abrir la psique, para que las ondas musicales que irradian desde su apasionante mapa sonoro, nos embarque sin pausa en una vacación sensorial, adictiva.

Y es que este duo apasionante, partiendo desde los conceptos de música ambiental, han sabido adentrarse en el post-rock, para retorcerse en marasmos espirituales de confeti triste, complejo decorado donde podemos vislumbrar luces que se pierden, ruidos que son zigzags.

Windy & Carl, normalmente instrumentales, en "Drawing of sound", tiraron la casa por la ventana,atrapándonos con la voz, y la verdad el mosaico les ha salido fenomenal. Desde "You" que casi roza el shoegazing, esparcimiento de feedback levemente saturado, hasta la grandilocuente y efectiva "Lighthouse", donde las palabras se concatenan en una simbiosis total con una lenta epifania de bajo ruido, colosal, sensitivo.

El torrente electrico de "Venice", te da buena idea por el laberinto donde transitan estos dos viajeros de sendas iluminadas por escozores del alma. Intensa, larga, compacta, repetitiva sin serlo, evolución del rock hasta cotas de desmesura gratificante.

Se echa de menos ahora que el post-rock es un estilo ya demasiado manoseado, hallar cosas como "A while", para saborear desde la nave espacial de tu sillón la siembra de esta semilla que hace de la especulación sonora un arte, una pequeña bomba de corazón.

viernes, 25 de noviembre de 2011

PRINZHORN DANCE SCHOOL. "Prinzhorn dance school" (2007)


La verdad que la primera impresión que me he llevado al escuchar a Prinzhorn Dance School, es pensar que Mark E. Smith de The Fall, se halla pasado al ultra indie lofi, dejándonse arrastrar por una marea intensa y lenta, cargada de tics, robótica pero a la vez pasional.

Pues no, detras de los Prinzhorn estan dos británicos, Tobin Prinz y Suzi Horn, que saben exprimir a la perfección el legado de Fall o Young Marble Giant. Las canciones se arrastran, la voz se recita, los instrumentos se dejan llevar por una especie de funk sin ritmo, atonal, regresivo.

La pareja pues ha dado en el clavo porque aunque parezca que estamos escuchando los mismos acordes una y otra vez, se lo saben montar para que estos 16 disparos refrenados conjuguen riesgo y fiesta, calamidad e innovación. 

Vayamos por partes pues. "Black bunker" es su carta de presentación, casi como una lobotomia de White Stripes que en "Do you know you butcher worker" se convierte en un alegato de Falk desde el grito y la parsimonia. Nos quieren engañar en "Don't talk to strangers!" pareciendo uno fiesteros que se han quedado solos en el club y que pasando de todos se divierten a su bola.

En "You are the space invader"  se reparte el duo las tentaciones para deconstruir el rock lofi en una secuencia programada de no ruido. A veces tambien pienso cuando los escucho en Beat Happening, pero estos Prinzhorn Dance School tienen bastante más mala leche.

Para bailar se dejan la piel con sonoridades tan curiosas como "Eat sleep" que seguro te va a flipar. Digamos que Prinzhorn Dance School ha querido huir de modismos abursurdos y que han querido seguir su camino desde los parametros menos comerciales de la musica independiente. La jugada les ha salido bien, y no toca otra que felicitarnos por haber hallado otra pequeña banda de esas que rapido se olvidará pero que con muy poco ha hecho mucho.

Y es que quien hace cosas como "Realer, pretender" con su aire tan amateur y no se pierde en lo trillado es para aplaudirlos con un aplauso seco, como su música. Minimal, esquiva, rara, pegadiza aunque resbale, extraña y por lo tanto, atractiva.

Y el video que viene a continución es ni más ni menos lo que falta a tanto grupillo del montón que pasan por buenos. A disfrutar pues amigos. 

miércoles, 23 de noviembre de 2011

TRACY CHAPMAN. "Our bright future" (2008)


Escuchar a Tracy Chapman siempre me hace viajar en el tiempo. Tenia apenas 18 años, y como muchos de vosotros, fui secuestrado por el ejercito para perder un año de nuestra vida sirviendo a un trapo por un puñado de céntimos. Dado que el cuartel lo tenia cerca de casa, los fines de semana que no tenia servicio lo pasaba fuera de ese infierno. Recuerdo que en el autobus que me llevaba y traia, la canción que más escuchaba era "Fast car", de su primer disco (su obra cumbre).

La he seguido a ratos. A veces caia en mi mano alguna producción que me impactaba, y otra veia que a la Chapman la faltaba la emoción que irradiaba en sus primeros largos. Asi que me he puesto a escuchar "Our bright future", y la verdad es que si bien no hay temas tan redondos como antes, sigue siendo una excelente folk singer.

Este "Our bright future" fue su octavo disco. Y a los que nos gusta Tracy, no nos veremos defraudados. "Sing for you", es un pequeño hit mimoso, acariciador, campestre y bonito. "I did it all", con piano incluido, se escora al sonido americano de guitarra apoyada en la granja y sudor en la garganta.

"For a dream" es una cruzada de folk carretera abajo, con luces y sombras, con cardiacas pulsiones tranquilas que dan paso en "Thinking of you" a un estrella caida desde el cielo de sentir. Si, no ha perdido la gracia la Chapman.

A nivel personal se echa de menos revoluciones del alma como las confeccionadas en otros tiempos, pero no debemos de dejar de lado relucientes folk songs como "A theory" o "Conditional" donde vemos que la colega no ha perdido la gracia. 

No aqui no hay ningun "Fast car", pero con solo voltear el legajo de pensamientos pasados que contenemos en la cabeza tonta, merece la pena dar el play y saborear la medicina tranquila de Tracy Chapman.

lunes, 21 de noviembre de 2011

BILL WELLS & AIDAN MOFFAT. "Everything's getting older" (2011)


Con solo mirar la portada de este disco,te podrás llevar una idea de lo que se encuentra tras este nuevo proyecto de uno de los lideres de Arab Strap, el bueno de Moffat. Tristeza, desolación, lloros en tabernas pendencieras, caricias de licor....

Aidan se ha echo acompañar en este emocional disco de Bill Wells, que viene del jazz, y que ya colaboró con los Arab Strap en el pasado. La conjunción es perfecta, y desde el inicio con "Tasagore", donde el piano se erige como protagonista, en un cabaret de delicias melancólicas, de versos carbonizados por el efecto de la soledad, te vas a dejar llevar seguro por este aire funesto y a la vez embaucador.

"Let's stop here" es otra muestra más de este pelotazo de rocío frio, de canciones desnudas que te colapsan los sentidos y que en "Cages" se acerca a la obras más arriesgadas de John Cale. Superlativo pues este "Everything's getting older".

Y me mola porque los tempos más delicados y tristes se juntan con otras tonalidades más vacilonas como "A short song to the moon", que son todo un punto. Pero el nivel más algido del cd viene con preciosidades como "Ballad of a bastard" donde todo ese mundo de Moffat lleno de excesos y sexo coagulado se nos muestra de la mano de Wells y de su piano cielo.

"The copper top" es para llorar y hacer de tus lagrimas un abanico pavo real de tristezas las justas. Joder cuanta belleza cristalina y a la vez finita. Cuánta sensualidad en la voz de Aiadan en los petalos teclas de Wells....

De vez en cuando pasa que dejan el clasicismo y se marcan un hit seudo electrónico como "Glasgow jubilee" que les queda fenomenal, como la descriptiva "(If you) keep me in your heart" donde reparten estopa a diestro y siniestro con talente de tahures, con holguera de maestros.

Pero lo que más me gusta son las luces de neón, la noche cabrona, los idilios del vacio o el ruido de fondo que se percibe en joyas como "Dinner time". Para perder el sentido. Solo queda tras la escucha de este largo, ponerse enseguida y sin perder tiempo toda la obra de los escoceses Arab Strap para seguir abducido en este laberinto tan especial.

viernes, 18 de noviembre de 2011

DELTA 5. "Singles and sessions 1979-1981" (2006)


Volvemos a revolver el baul de los buenos recuerdos musicales, el arcón donde se guardan gemas,  grupos ya desmigajados por los estertores del tiempo, discos que recuperados de la aspiradora criminal del polvo, vuelven a decirnos que la mayoría de las cosas estaban ya hechas hace muchos años, y que ahora, toca repetir y repetir sin gracia ni suciedad.

Delta 5, combo mixto de Leeds, nacieron para dar aire al punk. De la misma forma que Au Pairs o The Slits, lo suyo es la descomposición, la destructuración para mediante al ritmo ejercer de catapulta bulliciosa, sediciosa, candente y divertida.

Criticas contra las politicas machistas, contra el racismo, Delta 5, oidos hoy, en el 2011, dan una bofetada a todo esos mequetrefes que dicen definirse como  post-punk (Rapture, Radio 4, etc. etc.). Esta recopilacción de singles de su corta etapa musical, es la mejor manera de acercarse a ellos. "Mind your own bussiness" es un alegato punk funk maquinal y sugerente.

A mi pequeño de 4 años recien cumplidos le pongo "Now that you've gone", y el tio no para de hacer la guitarra y agitar sus puñitos de petit punk. El colega promete. Me mola el bajo de "Anticipation" que da paso en "You" a una agitada y bailona sesión de punk minimal.

En "Colour" meten unos leves vientos que casan a la perfección con este andamiaje teñido de funk de alcantarilla. Y como no reseñar "Make up", donde se ponen burros, disparando mala baba a su manera, siempre sin perder las formas, dentro de sus coordenadas, de su salvajismo nada disparatado.

Otra buena colección pues de temas para llevarte a tus oidos, de una enorme banda que tenemos la obligación de recuperar

miércoles, 16 de noviembre de 2011

THE REDSKINS. "Neither Washington Nor Moscow" (1986)

Vamos con unos clásicos injustamente olvidados. Con unos tipos provenientes de York, inspiradores del movimiento redskins, liderados por gente que sabia a quien habia que dirigir sus letras despiadadas contra el poder burgues, contra el orden establecido.

Chris Dean, Martin Hewes, y Nick King, militantes de extrema izquierda, formaron The Redskins a principios de los 80, para mediante el soul, el punk, y el rock, combatir al capital con panfletos idealistas que pardiez, son la bomba, y que más tarde Fermin Muguruza (Kortatu), seria el encargardo de publicitar por estos lares.

"Neither Washington Nor Moscow" esto toda una festiva y elegante bacanal de revolución alejada del punk ortodoxo en lo musical, aunque lleve implicita toda la rabia del movimiento, aqui traducida hábilmente a otros registros estilísticos.

"The power is yours" es puro soul, saxo afilado, candor para que los adoquines sobrevuelen las cabezas de los enemigos. "Kick over the statues" es como una version dislocada y punk de The Smiths y "Go get organised" oscura y temblona te llevara sin más a sacar del armario tu antigua estrella roja para que la rebelión vuelva a tomar las calles.

Los antes mencionados Kortatu hicieron una version de "It can be done" que no les salió nada mal. Y es que "Neither Washington...." es una batidora explosiva en la que todo cabe. Desde registros casi ska como "Keep on kepping on" hasta los pogos rockabillys de "Hold on".

Todo vale en este cañero lp que tiene de todo. Me gusta el soul de "Turnin loose", y la peligrosa y bailona "Let's make it work" o como ir a la disco con un coctel molotov de ritmo para que la lucha siempre continue.

Grandes pues estos rebeldes con causa, que nos hicieron ver que no todos los cabezas rapadas eran carne de paredón. "Neither" es catarsis para tus caderas con soflamas de insurección. Buenas canciones para estos tiempos que nos hacen tanto temblar.

lunes, 14 de noviembre de 2011

BON IVER. "Bon Iver" (2011)


Con bastante recelo me he dispuesto a escrutar este disco. Estaba algo mosqueado por las excesivas alabanzas lanzadas por todos los mass media indie. Ya sabemos que muchas veces, estos medios se pasan de frenada para querer vendernos lo invendible. Son modas pasajeras que algun genio del marketing elabora para que tragemos con todo.

Pues bien, me alegro de que Bon Iver no este en el grupo de los que menciono en el parrafo anterior. Y sin necesidad de ruborizar a nadie,  creo que estamos ante uno de los mejores discos de folk-pop de 2011. Lento, meditabundo, con poso que se queda, elaborado con suavidad para que penetre hasta el fondo.

Justin Vernon es Bon Iver, como Bon Iver es Justin Vernon. Quizás quien empiece con el pertadazo de "Perth" y se pare aqui, piense que al joven Vernon  le gusta los tiempos cercanos al post-rock, la épica que empieza meditabunda y termina con ardores de guitarras, incontinencia rock melancólica, humo a lo Buckley, mientras la electricidad se emociona con los vientos.

Ahi comienza y terminan los exabruptos. "Minnesota, VI" es un lucero en el cielo, delicada amalgama de pop que parpadea, de folk en un bosque de arpas disonantes. En "Holocene" el chorro de voz de Justin nos embarga, nos encandila, nos pone de pie.

Y  que me cuentas de la radiante "Towers", esperanzadora, cargada de luz, como la portada del cd, para irte al monte y perderte hasta el fin, Genial. Escucho "Michicant" y percibo que Bon Iver no tiene nada que envidiar al Anthony y los Johnsons.

No se porque y sin que sirva de referente musical, ya que el estilo no es el mismo, hay algo en toda esta escucha del disco, que me hace recordar a los geniales y añorados The Blue Nile. Quizás es la forma fascinante de musitar la fragilidad con elementos para todos conocidos. "Hinnom TX" es una muestra de ello.

Y si quieres perderte con algun señuelo ochentero, entra en "Calgary", y me cuentas si no te trae a la cabeza una forma de componer perdida ya en los albores de los tiempos.

Ahora que se acaba el año, posiciono pues a Bon Iver como de lo mejor oido en esta ya cercana epifania. Para rosearte con rocio acústico repleto de levedad. 

viernes, 11 de noviembre de 2011

OLIVIA RUIZ. "Miss meteores" (2009)


Buscando en la biografia de esta poliglota chanteuse gala, me encuentro con un detalle que me hizo ponerme en guardia inmediatamente, la Olivia, ganó un concurso-bazofia del estilo Operación Triunfo en su pais natal. Horror,¿que hago? ¿Tiro por el WC el cd o le doy una oportunidad?

Segui investigando, y me tranquilizó saber que para este "Miss meteores" se rodeo de gente tan dispar como el rapero Buck 65, los indies Noisettes o los extraños Drifter Karen. Bueno, pues vamos a dar una oportunidad pues a la Ruiz, me dije, y me dispuse a entrar en esta telaraña de nouveau chanson insolente y potable.

Nada comenzar un single pop barroco y delicioso, "Elle Panique". Vaya la cosa no empieza mal.  En "Les Crépes aux champignons" se nos muestra cabaretera pero sin importarla la introducción de pequeñas gotas eléctricas que la verdad, molan.

Cambia al ingles en "Spit the devil", y le sale un bufonesco vodevil gracioso y pegadizo mas tambien violento y obstinado. Se nos pone dura casi punk, con la bestia "Mon petit á petit" donde descarga bien la chica, mostrando que se mueve bien los terrenos que pisa en "Miss meteores".

La chanson como tal con espinas que no pinchan, aparece en piezas como "Le saule pleureur",contenida y bella. Y como no, tambien la Ruiz se atreve con el castellano con la enigmatica "Quédate".

Bueno, pues parece que no he hecho mal en no tirar de la cadena cuando mis primera voluntad fue acudir al urinario a triturar algo que parecia artrosico. "Miss meteores" cumple su función de pop abierto, de chanson vitaminada, de rock sin pretensiones de una cantante que deberemos seguir. Quizas que su pareja sea el lider de los otrora bestias Dyonisos halla ayudado a la dama a sacudirse de su biografia la enorme espina de chica triunfo. A probar pues y me contais.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

THE BAD PLUS. "For all i care" (2008)


Vale, quizás la ultima etapa de estos geniecillos que han acercado el jazz a los oidos menos expertos, no tiene nada que ver con los pelotazos que supusieron la aparición de "These are the vistas" (2003) o el indispensable "Give". Bueno, eso es una cosa, y la otra son las pésimas criticas recibidas para un disco de versiones que ya quisieran muchos.

La banda liderada por el pianista Ethan Iverson se merece algo más, y este "For all i care", es un ejemplo de como se pueden tratar las canciones del mundo pop y rock, desde un jazz que gracil, sincero, amable, para todos los gustos, pero sin perder calidez ni pegada.

He escuchado la recreación que hacen del "Lithium" de Nirvana, con la voz de Wendy Lewis, entre abanicos de pianos, recuperando toda la fuerza del original desde unas coordenadas bien distintas, pero totalmente disfrutables desde todos los puntos de vista. La leche.  Luego van, y se atreven con uno de los mejores temas de Pink Floyd, "Comfortably  numb",  donde parece que Waters ha contratado a los de Minnesota para poner voz y musica al desasosiego del original.

El free con pinceladas naif y a su manera aparece en "Metal", de Gyorgi Ligeti, que da paso a la mejor del disco, "Radio cure", de Wilco, con la dulce voz de Wendy, convirtiendo la original en un standard triste, desolador, para entumecer el alma con pequeñas gotas de bourbon del querer. Genial.

Luego van, y empiezan a trotar con  "Long distante runaround" de ni más ni menos Yes. Y es que The Bad Plus no se cortan. ¿Quién se atreveria a versionear a The Bee Gees, ("How deep is your love") y sin salirse demasiado del tiesto, cambiar la ñoñez de la primitiva canción por un toque de arrebato lento para bailar con tu parienta?

Total pues "For all i care". Para no perderse tambien los covers de The Flaming Lips ("Feeling Yourself desintigrate") y Stravisnki ("Variation d'apolo) broches de oro para un encantador conjunto de hits para llevar en tus reproductor de orejas personal.

lunes, 7 de noviembre de 2011

BELONG. "Common era" (2011)


Con solo visualizar la portada de este duo de New Orleans, nos podemos hacer una idea de lo que este artefacto llamado "Common era" contiene. Cristales rotos, blancos y negros fundidos en alarma, guitarras saturadas, shoegazing en estado puro y con enorme salud.

Los seguidores de My Bloody Valentine,  podemos estar contentos. La escucha del pelotazo sonico que es "Come see" me ha dejado tan bellamente aturdido, que la verdad el feedback que despiden es para guardarlo en un bote para dispararlo a discreción cuando la calma nos presione.

Dietrich y Jones, de la mano, uncidos por una capacidad asombrosa de construir drones que se retuercen en una magma sonoro que como en "Never came close", se evapora hacia el abismo sin piedad. En "A walk" se relajan algo, envenenándonos con nostalgia con el recuerdo de Cocteau Twins.

Podemos decir que "Common era", es la aproximación más vital que se ha hecho al  shoegazing desde hace bastante tiempo. Me gustan las voces en la sombras de "Perfect life", y la catarsis envolvente de "Keep still".

Todo casa en "Common era", todo esta encadenado para que el abismo del ruido sea una percursión que te araña desde un cielo punteado con colores de mares de noise caprichoso. "Different heart", es otra muestra de ello.

Asi que solo nos queda seguir disfrutando de este pedazo de avión supersónico de misterios sónicos, abrasivas metaforas de brio, ágiles notas que se desplazan, te rodean y te hacen reo de este monumental castillo de naipes afilados.


viernes, 4 de noviembre de 2011

THE POLICE. "Regatta de blanc" (1979)


He de reconocer que a los dos primeros lps de The Police, me une sobre todo el recuerdo de unos años donde con poco más de 13 tacos estabamos empezando a descubrir todo lo que hervia en la musica que nos rodeaba.

The Police eran un valor fijo. Desde el tan carismatico "Rosanne" hasta este "Reggatta de blanc" (Reggae blanco), estos chicos y de la mano de Sting, compusieron una serie de hits que ya han pasado por el embudo de la historia, quedando como herencia de un musico, Sting, que lo jodio todo cuando se puso de cantor solitario para llenar espacios en Amazonias virtuales, vendiendo una imagen, anulando el artista que un dia fue.

En "Reggata de blanc", nos hallamos con joyas tan imperecederas como "Message in a bottle", que no se cuantas veces grabamos en aquellas BASF de 90, para regocijo de nuestra adolescencia tan necesitada de sonidos para espantar los fantasmas del crecer. La verdad es que Summers, Copeland y Sting, componian un trio de esos que se las traia.

La que titula el album es todo un tour de force rock, que da paso a la new wave más genuina y radiante de "It's alright for you". Menudos tiempos aquellos. Aun flipo con el reggae a su manera de "Bring on the night" o con la efusiva y radiante "Deathwish".

Y no me rasgo las vestiduras al ponerme "Walking on the moon". No, no me importa que halla sido radiada y radiada mil veces por los circuitos más comerciales de las radios que todos conocemos. Aqui habia calidad, calidez, ganas de esforzarse por desde el óbito del punk buscar un sitio en los finales de los setenta donde poder descargar bilis.

El vacile de "On any other day" me hace risa y de nuevo los sonidos de reggae de "The bed's too brig without you", acompañados de oscuridades claras como la de "Conctact", hacen de este "Regatta de blanc", el  segundo disparo al aire de una carrera que con el tiempo fue perdiendo interes hasta el final de la banda en 1985.

Me lo he pasado pipa pues con la escritura de este articulo y con la necesaria traida desde los arcones perdidos de los discos del ayer de uno de esos grupos que si, pardiez, se merecen que no caigan en el saco de uno más de los 80. The Police fueron importantes e hicieron buenos temas. Luego está la via que llevo su cantante, que como ya he comentado al principio, es harina de otro costal.

"Regatta de blanc": New Wave, delicatessen para desempolvar nuestros viejos vinilos corrompidos por la accion diabolica del hombre del polvo. 

miércoles, 2 de noviembre de 2011

THE LOUNG LIZARDS. "The loung lizards" (1981)


Que dificil que me ha resultado etiquetar este pedazo de torpedo musical, creado por John Lurie y su hermano Evan, contando con la participación entre otros del gran Arto Lindsay. Este disco homónimo, primero de The Loung Lizards, es una coctelera que estoy seguro que el gran Thelonious y Coleman, las disfrutarian, a la vez que toda la jauria de la no wave neoyorkina que tanto bien hizo para el resurgimiento de los verdaderos sonidos undergrounds.

En este primer largo de estos lagartos, el jazz es un frenético combate que rompe espejos, que se crispa, que alardea de swing, que vive en los arrabales donde los enfurecidos saxos se pasan jaco para aguantar la fiesta del sudor de las axilas de la mente. Esa sensación produce la escucha de "Incident of south street". Amenazante, crispante, visceral.

"Harlem nocturne", parece casi un clásico standard. De esos que hemos oido en alguna serie oscura policiaca años 60, 70. "Do the wrong thing", es no wave directa, afilada, demencial. El jazz de "Au contraire Arto" no se sale de los canones, pero tiene el eco de una estampida. Y si escuchas "Ballad", con su mentirosa tranquilidad rodeada de espantos de ruidos free, te llevarás la mano a la fiebre del oir, y dirás, que si, que cualquier tiempo pasado fue mejor.

"Wangling" es una sucesión cardiaca de elementos para festejar la union de unos musicos que decidieron tirar por el camino menos trillado para gusto de lo que nos gusta el riesgo y la aventura. Joder como suena "Demented" con su colosal brio de vientos que te noquea y te descompone con garbo.

Las grabacciones posteriores de The Loung Lizards, tomaron otros derroteros lejanos de este inicio de carrera tan estruendosa. Yo, la verdad, siendo esta la primera vez que me topo con estos envenenados hijos del jazz más frenetico, celebro que temas como "I remember Coney Island", revienten corduras, con sus progresiones tan bien ejecutadas, con su danza punk del subsuelo.

Si, hay muchas maneras de ser un punk, y esta, es la que más valoro porque conlleva anarquia, subversion, ritmos locos, freneticos combates, lucha sin fin. Jazz al fin al cabo libre de paracaidas de unos geniecillos estupendos.