Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

lunes, 31 de octubre de 2011

AINARA LEGARDON. "We onced wished" (2011)


Ahora que hemos comprobado que la otrora candorosa y monumental PJ Harvey esta de capa caida tras un ultimo album bastante irregular, la escucha de Ainara Legardon viene a llenar el espacio vacio dejado por la Harvey con una pegada asombrosa, eléctrica, rocosa, efectiva.

Ainara, ex-cantante de los bilbainos Onion, se muestra como una autentica bestia, desgranando su fuerza vocal acompañado por un grupo competente en 10 temas que la verdad, no tienen ninguno desperdicio. Estruendos, tormenta, calma previa a la catarsis, rugidos, calambres... De todo cabe en este inquieto y deslumbrante "We onced wished".

"You gave me", es rock eléctrico, de la primera epoca de Harvey, duro, potente, con el bajo repartiendo estopa, con la guitarra dialogando con Ainara. "I left" me encandila por su medio tiempo, por ir de aqui a allá con escozores en las cuerdas, con melodáa de alambres, caliente, single para romperte el corazon a pedazos, y pegarlo con purpuras notas amaestradas en soledad.

"Hug's that won't last" es casi post-hardcore, rápida, dinamita para tus orejas mientras la Legardon se estrella con los cielos negros del dolor. En "Reasons", más melancólica, se arregla su cabellera mientras pasitos a pasitos, se encamina hacia la ciudad de la electricidad, de la distorsión.

Ainara Legardon se ha convertido en un espectro gratificante de Harvey. Si, y es de agradecer este transmutación, estas dosis de veneno que como en "Thirsty" se convierte en menos de dos minutos, en una bomba peligrosa, rabia sin contener, astillas en la garganta.

"Before waking up", es la más salvaje del lote, apasionante taladradora que haría las delicias de Albini. "We onced whished" es un torbellino, una autentica catapulca de hierro fundido de guitarras que crujen, de sonidos impactantes. Si, hasta que Polly se decida a cabalgar por la senda de lo nervioso, ya tenemos a su digna sucesora.

sábado, 29 de octubre de 2011

YELLOW MAGIC ORCHESTRA. "Technodelic" (1981)


Revolviendo el cajón de los recuerdos musicales, recuperamos a una superbanda venida de Japón, comandada por Ryuichi Sakamoto, más tarde conocido sobre todo por sus composiciones para bandas sonoras y una interesante carrera como solista.

La Yellow Magic Orchestra, o YMO para los amigos, es todo un clásico dentro del tecno y la musica electronica que empezaba a sonar por los 80, pero siempre con un aire diferente, distinto. La YMO, sentaron cátedra, y fueron base para la futura evolución tanto de la musica electrónica como el tecno inteligente.

"Technodelic", es eso y más. "Pure Jam", suena a la maquinaria alemana de Kraftwerk con los toques tan particulares de Sakamoto; "Neue tanz" es tecno robótico del bueno, capaz de ganar la partida al tiempo. Joder año 1981, parece mentira. Una de mis preferidas es "Stairs", con sus teclados repetitivos, algo oscuros y amenazantes.

"Light in darkness" es una confeti electrónico, aparetejos en desuso soplando y soplando confetis de acero. "Taiso" no se porque me recuerda a los discos más bailones que años después se marcó el camaleón Bowie. Si buscas ortodoxia tecnologica, zambullete en "Gradated grey", puro acido sulfurico para no bailar.

Asi eran aquellos lejanos 80 que tanto bueno nos dieron. Mientras por occidente pululaban cientos de bandas buscandose un hueco para repartir espasmos de todo tipo, en el lejano Japón, Mister Sakamoto, consiguió con sus YMO, llevar al tecno desde posiciones autoctonas y personalisismas hacia unos listones que han quedado como se ha visto tras el paso de los años, dificiles de superar.

viernes, 28 de octubre de 2011

TACHENKO. "Esta vida pide otra" (2008)


Qué ganas que tenia de traer a Discos Pensados a Tachenko. Grupo alto como el sovietico jugador que nos encandiló con sus bigotes y su cuerpo haragán. Alto porque el pop que desarrollan, en este tercer largo, lejos ya de las influencias de El Niño Gusano, (con miembros de la inolvidable banda que tanto bien hizo por el surrealismo en la música de aki), es toda una lección de power pop bien hecho, acompañado de tiempos más o menos tranquis, pero siempre pegando duro.

Los de Zaragoza han dado de pleno, y la verdad a los que disfrutamos del pop más o menos furioso con arranques valientes melódicos y letras currudas y singulares, Tackenko cumple las espectactivas. "El mundo se acaba" tiene coros vibrantes, guitarras que sudan y ya desde el inicio, la cuidada producción de Paco Loco, hace de este "Esta vida pide otra" un bonito crucigrama de sonidos para disfrutar.

Me gustan cuando se ponen melosos y sixties como en "Hacie el huracán", me encandilan cuando sueltan cuatro perras de sensibilidad cariñosa acompañada de tics de distorsión, ("No hay ley que lo sostenga") o cuando suenan juveniles como en la delicada "Robar y compartir".

También tienes toques indies, como el principio de "Exhibiciones" y alguna lento dictado de amor dificil como "Ella es la primera", que da pie a bonitos toboganes pop como "Quemados por el sol".

Decididamente han desaparecido las secuelas de El Niño Gusano que se encontraron en los dos primeros largos. No les hace falta. Me convencen con su pop variado y envolvente, me dejo llevar por sus cuerdas y por la radiación sónica de su  fiebre controlada.

jueves, 27 de octubre de 2011

VIVIAN GIRLS. "Share the joy" (2011)


El tercer largo de este trio de chicas de Brooklyn, es para enmarcarlo. Lo digo porque ellas que vienen del punk con aires lofi, les ha salido un ramillete de temas que se mueven con soltura cuando aparecen pinceladas de pop.

Digamos que han madurado, y ahora que las escucho mientra escribo el articulo, me da la impresión que son de lo mejor en eso de partiendo de una base punk,asilvestrarnos con cariño con sus coros y sus distorsiones tan efectivas.

El comienzo de "The other girls", rápido y punk, se convierte en sus 6 minutos es una buena andana de pop con guitarras que serpetean y juegan con nosotros. Me encanta "I heard you say", con sus aires sesenteros carcomidos por una impactante furia contenida. "Dance (if you wanna)" es lofi mezclado con Ramones. Y para romperte los pies vibrando, toma un sorbo de la furiosa "Lake house", y me cuentas.

En "Sixteen ways" van de femmes fatales, y "Take it as it come" es una paseo playero por la costa de las guitarras saladas. Se ponen rudas en "Vanishing of time", para en "Death" elaborar otro especie de himno ramoniano a su manera.

Todo una buena colección de tracks, seriamente trabajados todos ellos, donde se doma la fiereza, y se agita la calma. Seguiremos la pista de estas buhoneras de los sonidos añejos. Bien por ellas. 

miércoles, 26 de octubre de 2011

NEUROSIS. "Given to the rising" (2007)


"A sun hat never sets" (2001) fue mi primer encontronazo con este pedazo de grupo que me abrió de par en par las puertas del post metal. Me quedé impactado por este torrente apocalíptico que generaban y por sus inmersiones en tiempos más ambientales siempre previos a batallones de metal avanzado.

A partir de ese disco, les he ido siguiendo y nunca me han defraudado. Luego vinieron Jesu, Isis, Today is the Day, y toda la tropa de brutos del sello Relapse. "Given to the rising" es la ostia. Scott Kelly y Steve Von Till, siguen a lo suyo buscando el colapso, la eyaculación del metal tratado de una manera obsesiva, explosiva, eficaz.

Desde la que titula el cd, con su contudencia, con la garganta rota que se crespa en un orbe oscuro, la mole sónica de Neurosis te deja roto. Me gusta cuando paran, cuando parece que van a romper el cielo, y tienen tiempo para pequeñas meditaciones ambientales. "To the wind", me tiene enganchado. Su inicio de  posr-rock, se convierte al poco en una cruda declaración de porque ellos son uno de los más grandes del genero.

Los temas, más bien largos, se gustan en explayarse por mares de lava, donde como en "At the end of the road", se hacen casi experimentales. "Hidden faces" es un fuego fatuo que desgrana toda su potencia para si subes el volumen de tu equipo abrir pequeños agujeros de gusano para aventurarte a descubrir de que material son las moleculas de la destrucción.

No soy muy aficionado al metal, pero reconozco que cuando escucho a estos tios que van más alla,que no se quedan en lo de siempre ladrilleandonos cuchillos, me quedo alucinado. "Water is not enough" es un salmo con las guitarras repicando campanas de noches sin esperanza. Duros, abrasivos, como se tiene que ser cuando se usa el bramido como arma de devastación masiva.

Y para terminar los 11 minutos de "Origin", psicodelia desde el altar, palabras rotas, el fondo del más allá. En conclusión, una delicia estos Neurosis. Bravos y temerarios, esperemos que sigan siempre igual de condenados, capaces con sus broncas de que el post metal siga como uno de los éstilos donde las sorpresas estan aun por venir. 








martes, 25 de octubre de 2011

SPOKANE. "Little hours" (2007)


La escucha de este disco es necesaria para los dias que no quieres salir de casa, que harto de las obligaciones y discordias del vivir, necesitas un vaho sonoro, una cortina abierta a un campo de flores risueñas y comatosas. Asi son Spokane, primos en lo musical de Low, Red house Painters y otros constructores de silencio.

El jefe de todo esto se llama Rick Alverson, y fue conocido sobre todo por su estancia en Drunk, otros afiladores de nubes íntimas. Aqui, en "Litlle Hours", se hizo acompañar por gente del grupo de post rock Gregor Samsa. El resultado, una paleta de aire cristalino, un volcán acústico, la catarsis de no tener prisa.

La voz femenina la pone Courtney Bowles, que como Mimi Parker en Low, nos pone los pelo de punta canción tras canción. El piano de "Singing" junto con la minima garganta de Alverson te llevara hacia unos decorados de árboles ceñidos con tatuajes sin tiempo. "Minor Careers", casi la mejor del lote, es una sucesión de melodias introspectivas, acustica, puro slowcore, arcaica y llena de corazón.

"Thankless mariage" tiene un punto trágico, cabalgando con sueños que desaparecen tras la alcoba de los susurros. Y si no tienes bastante te pones "Building" y todo el ruido del orbe se callará de inmediato, para que puedas invocar los recuerdos ya desaparecidos.

Spokane sabe como llegarnos muy dentro, elaboran su ortodoxia de la tristeza desde su pasión no disimulada por el ruralismo. Los de Virginia grabaron  "Little hours" en los ratos que les quedaban libre cuando construian una casa de campo. Asi son pues estos andamios sonoros, ladrillos nostálgicos, lluvia inflamada, amor de ese que jamás duele.

Cuando Courtney canta, como en "Middle school", se abre el cielo sus venas transparentes para que el sol pueda poblar nuestras oscuridades. Slowcore del bueno pues, para los que nos derretimos con Low y sentimos que Codeine fueron algo más que un estimulo antidepresivo.

lunes, 24 de octubre de 2011

THE LUYAS. "Too beautiful to work" (2011)


Buena sorpresa que me he llevado con la audicción de este combo canadiense, con la voz al frente de Jessie Stein. Cogiendo migas de dream pop, de shoegazing infantil, dejándose escapar un globo con un montón de influencias, todas sabiamente traducidas, este segundo disco de The Luyas es para que lo tengas en tu lista de tus futuribles escuchas.

La que titula el disco, con su piano introduciendo a la banda, es como volver a recuperar de nuevo todo ese universo tan colorista de Stereolab sin aires kraut. "Worth mentioning" es para envolverla con papel de regalo, mimosa y candida, tambien con un punto de aceleración que viene estupendo y que nos da pie para entregarnos en "Tiny head", a una buena dosis de pop marciano.

"Moodslayer" tiene algo de experimental pero continua siendo un chiste de pop lunatico con la Stein llevando la batuta de una manera colosal. Que aprenda la islandesa Bjork y otras vocecillas sobrevaloradas. "Canary" es extraña, oscura, cinematica, orfebreria naif.

Me gusta como se lo montan destructurando el pop. "Cold Canada" es festiva, turismo instrumental que sube y baja, y que en "What mercy  is" consigue llegar a llenar el estadio intimo de cada uno.

The Luyas son asi. Cándidos, nada originales pero sin efectivos. Como unos Mum perversos, como una oleada de pop en dinamita de diversas aristas. Surcos que contaminan alegria, pop sin aditivos, noche de saten y  lagos de maracas de rocio. 

domingo, 23 de octubre de 2011

TOUMANI DIABATE. "The mandé variations" (2008)

La Kora es Toumani Diabaté, como Toumani Diabaté es la Kora. Ambos forman un binomio inrrompible, un instrumento humano que destila pasión, hondura, y que nos habla a gatas, desde lo más profundo.

Aqui, en "The Mandé variations", Diabaté decidió entablar una comunicación con su inseparable Kora, y el de Mali, nos regaló 8 temas desnudos, espirituales, donde la tradicción griot llama a la puerta de nuestros corazones en una especie de sufismo de las entrañas.

El sólo se lo guisa y se lo come. Desde el comienzo con "Si naani", con su espectacular e intimo toque de cuerdas, pasando por "Eleny Road", lirica y soberbia, caprichosa y cariñosa, todo aqui es para dulcificar nuestros oidos, para apagarnos en mil noches de luces sin fin.

Africa de nuevo habla, penetra en Discos Pensados para que sigamos la huellas de estos músicos que tanta cosas nos dicen con sus dialogos sonoros. "Ali Farka Toure", en homenaje el maestro, es otra pisada en la niebla donde la kora parece transportarnos lejos, muy lejos, de la mano de unos dedos que parecen poseidos, ajenos a todos nosotros, independientes de cualquier mano.

"Djourou Kara Nany", es pastoreo en la cuenca arida de los sonidos leves, ristras de adjetivos que invaden el todo para huir de la nada. Si, Diabate, es un genio, un hombre corriente que nos habla sin palabras, que nos despeja la tormenta, que trae arena en sus pies para que construyamos esperanza, o un poco de fe creible.

sábado, 22 de octubre de 2011

SILVANIA. "Solineide says" (2003)


Fue un amigo bloguero quien me puso tras la pista de estos dos peruanos, Mario y Cocó, residentes en España desde principios de los 90, y que compusieron una enorme fachada de shoegazing junto a un sonido planeador que nada tiene que envidiar a los Cocteau, Felt, Durruti Column, etc. etc.

Este "Solineide says", mi primera inclusión seria en Silvania, me ha dejado sin habla. La verdad es que esa forma que tienen de componer, esos ruidos tan caracteristicos del shoegazing más atmosférico, junto al castellano que impregna cada surco de sus letras, les hace ser la banda que con más fortuna se ha acercado a todo ese mundo de arcoiris frustados, de estrellas gimoteantes paseadoras de ensueño que tanto nos gusta.

"Solineide says", es un recopilatorio sacado por el sello aleman Alison Records, que contiene temas de la primera época de Silvania, de sus primeras producciones, junto a 4 ineditos. 


Aqui nada sobra. aqui todo se te queda en la retina desde el comienzo. Oigo "Solineide (miel sobre nube)", y sin pasarme en mis afirmaciones, me parece estar escuchando la aproximación más cercana y creible que se ha hecho de los My Bloody Valentine. Y sin cortarse los tipos, eh. "Oval", es tierna y rica es espectros de luz, y "Ave sol 4", se me antoja como uno de los mejores señuelos para caer rendidos ante este torrente de electricidad sedada.

¿Donde estaba yo que me he perdido a este inconmensurable banda? Me pongo "Ave sol 3", con su espectacular vuelo sin pliegos ni aditivos, y me hace lanzar hasta el más alla en un vaho infinito de catarsis sónica. "Acuarelas, spirales y elefantes", es sedosa, penetrante, para escucharla en alguna playa invisible esperando el arrebato de las olas.

Y asi hasta 20 gemas de esas que no escuecen, que son veneno para tus ansias de constante escrutador de cosas de interes. Silvania lo tiene, y mucho. Rara avis, paradigma del vuelo sin red, estos chicos consiguieron con sus tan reconocidas influencias, dejarnos un tumulto de temas para que nos extraviemos en esta lava sin domar.

"Trilce" podria pasar por una piedra de un colosal monumento al shoegazing más enmarañado y  artesanal y la tremenda "El alba es un ala", es un rayo luminoso de espacios sin descrubir que debemos hacerles nuestros. En conclusión, una enorme nave sideral de cielos candentes, que me ha dejado petrificado en hielo. Silban vientos veloces de ruido, en un aereo campo de practicas de secuenciadores de amor.


viernes, 21 de octubre de 2011

TELEKINESIS. "12 desperate straight lines" (2011)


Menudo mono. Desde el dia 9 de octubre sin poder rendir cuenta al sereno que habita en mi, que me pide que expulse de vez en cuando algo de bilis o un pozo de margaritas dulcementes envenenadas. La maldita tecnologia, ha hecho que durante dos semanas los dedos se hallan conformado con creer que escriben para recordar el estado de las cosas de la escritura musical.

Maldita tecnologia. Y pensar que hace menos de 10 años, no tenia ordenador, y me conformaba con una pequeña maquina de escribir, socia en el dolor y en la alegria, escriba de mis dolores y mis alegrias, muro donde mis poemas se hicieron un buen dia aire para despues volverse fuego....

Si, la verdad es que tengo mono. Asi que durante unos cuantos dias espero ponerme al dia, y los tres articulos semanales que normalmente me obligo a escribir, seran secundados por otra tropa de ordalias meditadas desde la sombra de mis oidos acogedores de musgo y profecias sin cumplir.

La verdad que el disco que me ha tocado, para el recomienzo de Discos Pensandos, me ha quedado bastante frio. Telekinisis, grupo de Seatle comandado por Michael Benjamin, van de hacedores de melodias perfectas, pero me pasa que como en su dia me ocurrio con The Shins, noto que enfrian más que calientan, que sobran teclados, que sí, que a veces se enfurecen y me pongo contento, pero que esto no me basta.

"Your turn clean in the sun", parece que levanta el vuelo con un zigzag guitarreo comido por una melodia pop vitaminada. Luz de sombras diria yo. En "Please ask for help", aun me sigo preguntado porque ese inicio tan de The Cure. A ninguna parte les lleva.

El guitarrista de Death Cab for Cutie, Chris Walla, es quien se encarga de la producción. Nos es igual. Me mola como comienza "50 ways", con su distorsión tan bien construida que a los pocos minutos se pierde en la querencia del grupo a sonar demasiado soleados.

Decir que la prensa musical indie les puso en lo mas alto, es toda una señal de que aquí algo falla."Dirty thing" quiere sonar a Pavement y se queda en una broma de mal gusto. Y tampoco "Car crash", con su consabidos juegos de confetis pop logra derramar sudor de mis axilas roqueras.

Artificio pues estos Telekinesis. No obstante, les agradezco que con ellos de nuevo pueda poner a prueba mi saliva escrita. Por cierto, desde aqui, agradecer a los amigos y vecinos de otros blogs, las llamadas de insurección. 

martes, 18 de octubre de 2011

AVERIAS EN DISCOS PENSADOS


Durante una semana Discos Pensados ha tenido que parar su producción articulistica debido a problemas tecnologicos. El ordenador, asxifiado por tanto noise, por tan buen rock, ha dicho que pare, que deje los dedos en otro sitio y que le deje respirar.

Esta semana, si todo va bien, comenzará de nuevo el blog a repartir frases de emoción musical. Me pondré al dia con las criticas y el portatil no tendrá más remedio que claudicar ante al imperio absolutista de mi vehemencia voraz.

domingo, 9 de octubre de 2011

RUSSIAN CIRCLES. "Geneva" (2009)


Después de la decepción que nos causó la escucha de lo ultimo de Explosions in the Sky, Russian Circles, es un buen y efectivo trago para quitarnos el mal sabor de boca de los que otrora eran unos fieles paladines de la causa del silencio y la tormenta.

Estos chicos de Chicago, con este tercer largo, se posicionan como uno de los hacedores más creibles de esa mezcla que a mi tanto me apasiona, de dos tipos de post: metal y rock. Y si los Explosions han dinamitado su credibilidad, estos Russian consiguen emocionarme, con sus arranques impetuosos, con su marejada de rayos espásmodicos que a veces rompen almas y otra hacen pedalear a los sonidos.

El trio, (guitarra,bajo,bateria), con la batuta de Mike Sullivan, consigue en temas como "Melee", sintetizar todo lo bueno del post-rock en su vertiente emocional, (con chelo y todo) junto a una apisonadora de electricidad salvaje y abrasiva.

"Fathom", es un tanque, un misil desgarrador con una bateria demencial que nos lleva a la que titula el cd, donde la acuarela de sonidos reparte tonos agridulces de melancolia, todo repleto de una descarga sónica de la cual mis afortunados oidos pasan a ser un mero divertimento de esta bendita tromba.

"Malko", con todo el grupo al 100%, es la mejor manera de vender a una banda, de la cual ya me despongo a buscar más de su corta discografia. Y si me he quedado corto, te pones "Hexed all" y comprobarás la efectividad radiante de este ballet sinfonico de castarsis postroquera.

Ahora que Mogwai y los Explosions estan de capa caida, y esperando las burradas de los nipones Envy y las delicadezas de sus paisanos Mono, Russian Circles es una buena manera de televisar los aullidos del espiritu.

miércoles, 5 de octubre de 2011

HOT SNAKES. "Automatic Midnight" (2000)


¿Que podemos decir de una banda cuyos componentes, John Reis y Rick Froberg, estuvieron en Drive Like Jehu  y Rocket from the Crypt? Caña burra pues, punk esquizoide, hardcore que se retuerce sin miramientos mirando siempre hacia adelante. Una delicia pues para los amantes del género.

"Automatic midnight" es un compendio de lo mejor del hardcore en su variante post, donde podemos escuchar cosas tan emocionantes como "10th planet", con sus ariscas guitarras donde se dislumbra una pequeña rendija melódica fundida a plomo con el basalto de la mala leche.

Y es que si Drive Like Jehu y Rocket from the Crypt fueron combos seminales que marcaron época, Hot Snakes, es una buena manera de perpetuar la semilla. La que titula el cd es una bomba para deglutinar bombas h de electricidad armada.

Me encanta el punk visceral de "If credit's what matters i'll take credits" y  la hecatombe sonora de "Let it come" asi como la rugosa "Light up the stars", donde porque no, podemos degustar los tentaculos radioactivos de Fugazi.

En tiempos como los que vivimos donde hay veces que te dan ganas de sacar del armario la bandera pirata de la rebelión, escuchar a Hot snakes es pura anfetamina febril, medicamento contra la calma.

lunes, 3 de octubre de 2011

EXPLOSIONS IN THE SKY. "Take care, take care, take care" (2011)


Es una lástima que casi lo único reseñable de la edicción de este último largo de Explosions in the Sky, sea la cuidadisima edición en cd, donde los de Austin se han currado una monumental obra artistica que no sirve ni mucho menos para levantar un discurso que ya aparece agotado, repetitivo, más de lo mismo.

A mi memoria vienen cuando los descubri con ese par de fenomenales discos: "Those who tell the true shall die, those who tell the true shall live forever" (2001) y "The earth is not a cold dead place" (2003), verdaderas irupciones emocionales electricas donde la calma era cercenada por enormes aullidos intrumentales, y donde capitalizaban todo esas influencias venidas de los escoceses Mogwai, con tal maestria que por momentos superaban con acierto a sus maestros del ruido corazón.

"Take care, take care, take care", y tras bastantes escuchas, adolece de fuerza, se les nota que ya les queda poco margen para que descubramos en ellos nuevas aristas que puedan implantar en su género notas que puedan sonar a desafio. Es una lástima pero tras la escucha de los 6 temas que componen el cd, nos queda la sensación de que ya no hay más, de que se ha secado el maná de los rugidos tiernos.

Y es que da nada sirve que en "Last know surroundings", donde todo comienza, quieran convidarnos a su tran traida fusión de tempestad con luceros acorazados en  pestañeos electricos; cuando oimos "Human qualities",  notamos que el excesivo silencio hasta que esto empieza a funcionar, es un fardo para el oyente seguidor de esta banda que se encuentra con pesadumbre con que las explosiones se quedan en fuego de artificio.

"Trembling hands" suena repetitiva y excesiva en sus planteamientos en busca de un gancho para el escuchante que le haga salir de una hibernación auditiva. "Be comfortable creature", es otro ejemplo más de lo que digo: casi tres minutos especulativos disfrazados de una conmoción instrumental que nunca llega a encabritarnos.

Es una pena pues de que el paso de estos años se cobren como victima la credibilidad de unos guerrilleros de las melodias inflamables, que se han quedado en una sombra vaga de lo que eran.