Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

miércoles, 31 de agosto de 2011

JEANNE BALIBAR. "Paramour" (2003)


Hay veces que cuando un actor o actriz, se mete en esto de la música, la mayoria de las veces (y no quiero citar aqui casos que todos sabemos) queda simplemente como una mala broma, una pesadilla que se acaba cuando presionamos el botón de stop y hay le quedamos para el resto de la existencia.

No es el caso de la actriz Jeanne Balibar, que con este poderoso y atrayente "Paramour", comenzó su carrera músical con más luces que sombras. Y creo que en parte se lo debe de agradecer a la colaboración con el ex-lider de una enorme banda gala que prometo que aparecera por aqui, llamada Kat Onoma, llamado Rodolphe Burger, con una tambien muy interesante obra en solitario.

Balibar tiene una dulce voz y sabe que para seducirnos es fácil tendernos la red. Pero con eso no basta, y por esos "Paramour", es tambien todo un compendio de bellas canciones. Asi que el comienzo con "Le tour du monde", con su guitarra suave llevando las letras de Burger al megáfono azucarado de Balibar, deja a las claras el ideario de la artista.

"Johnny Guitar", me gusta por ese lento espasmo eléctrico que rodea la calima de la melodia y "Pas dupe" es pura chanson al cien por cien, melosa, cautivadora, espectacular.

Y para no olvidar ese extracto del film del maldito Kenneth Anger, "Scorpio Rising", y cuyo titulo "Torture", lo explica todo. Los medios tiempos de "Helas", casan a la perfección con la levemente trotona "Lady your room".

Tampoco falla Balibar cuando arremete con solvencia la versión que nos regala de Sade, "A safe place", donde deja constancia de que esto no es una afición pasajera, que ha venido para quedarse, y que sus papeles en el cine francés, se pueden aliñar con un montón de temas que recordar.




lunes, 29 de agosto de 2011

MICK HARVEY. "Sketches from the book of the dead" (2011)


Conocido sobre todo por sus colaboraciones en discos imprescindibles de Nick Cave, ("Tender Pray") asi como con PJ Harvey, el australiano Mick Harvey, acostumbrado a regalarnos bandas sonoras a veces algo irregulares, nos ofrece en este "Sketches from..", un conjunto de canciones dedicadas a la muerte, donde el tono sombrio,(el tema lo merece) predomina cada surco de la escucha.

Ahora que Nick Cave anda embrutecido con sus Grinderman, le toca a Harvey, hacer de baladista de la derrota,llevando a sus huestes hacia el acantilado de lo funesto. Todo con un aire acústico, espectral. "October boy" parece una gesta celta, narrada con sinceridad y negritud.

"The Ballad Of Jay Givens" es casi una western song acicalada por la voz de Harvey, y por una melancolía creible, abatidora. Y "Two Paintings (by Gustav Pillig", la más triste del album, te da ganas de dejarlo todo para perderte en el olvido.

Y donde más se nota el influjo de Cave, es en la pianística "Rhymeless" y en la decadente y angustiosa "Frankie T. (Frankie C.)". La Muerte, asi, en mayúscula, es la jefa de todo el cotarro, a la que dedica Harvey sus poemas, versos silenciosos, cavernas de los sueños.

Aqui no hay exabruptos,ni toques de corneta eléctricos. "Sketches" es una sucesión programada de palabras de dolor donde la balada es el principal menu. Una buena razón para seguir la pista a este vaquero solitario urdidor de desgracias y de buenas canciones.



sábado, 27 de agosto de 2011

PEACHES. "Impeach my bush" (2006)


Lo de esta canadiense no tiene desperdicio. Musa del electro punk, artista multifacética, y sobre todo, y eso es lo que más importa, una auténtica bocanada de aire podrido en el panorama musical adocenado en el que estamos inmersos.

El punk ya no lleva imperdibles en las napias, ni pelos teñidos de azul. El punk ahora se convierte en un ardid para como en Peaches, hacer un perfecto maridaje con la electronica. ¿Y que me dices de las letras de esta sátira? Sexo, perversión, exputos volcánicos y muy mala leche.

Asi comienza "Impeach my bush", con "Fuck or kill", una potente y punk song, que se ve acompañado por unos teclados galvánicos, graves, obscenos. "Tent in your pants" es electro puro, estilo donde la mujer melocotón es la maldita reina.

"Impeach my bush" es sexo del duro. "Boys wanna be her" es provocación,depravación, sopapos para lo politicamente correcto entre tecnologia seducida por la lavia de esta canadiense. Pero cuando mas me gusta es cuando la guitarra toma el mando, con bravuconadas como "Two guys (fir evert girl)".

Pero esta bestia parda particular, le gusta alardear de su electro, y de su feminismo militante, y nos regala perlas tan envenenadas como "Rock the shocker". Asi que tenemos que subir el volumen, quedarnos en pelotas en el salón y danzar como malditos condenado cuando suena los primeros compases de "Giv'er", que porque no, me recuerda a los tiempos más salvajes de PJ Harvey, allá por sus inicios.

Coctel pues explosivo el de Peaches, que no defrauda, que inquieta, y que sigue las senda de sus buenos trabajos. Desde aqui recomendamos "Teaches of peaches" para seguir en la senda de la inmoralidad musical.





miércoles, 24 de agosto de 2011

THE GIL EVANS ORCHESTRA. "Out of the cool" (1961)


Estamos en 1960, y Gil Evans ya se había labrado una merecida fama como arreglista de Miles Davis. Asi que se lio la manta a la cabeza, reuniéndose con un buen elenco de músicos de la época (entre ellos Budd Johnsson y Ron Carter), firmando uno esos discos esenciales en la historia del jazz.

Nada como ponerte los 15 minutos de "La Nevada", para disfrutar de una dinamismo ritmico, donde toda la orquesta que rodeaba al pianista, se contorsioneaba con gracilidad para dejarnos una de esas canciones que ya han pasado a la historia por derecho propio. Y es que nos encontramos ante una larga suite donde el saxo, el piano, la bateria y el resto de los intrumentistas que aparecen se esfuerzan de una manera espectacular para desarrollar su propuesta particular de jazz intuitivo.

En la pausada "Where flamingos fly" (de Kurt Weill) es el trombón de Jimmy Knepper quien se lleva el premio en una envolvente y fascinante pieza. Si, "Out of the cool", es todo una obra maestra que debiera estar junto a la obra Miles Davis, Coltrane y el resto de magos del jazz.

Y si luego sigues el trayecto del cd y te paras en la oscura "The Bilbao song", ya te desarmará al 100 por cien. Esto es calidad, la obra de un maestro que ayudaba a otros con sus composiciones y que cuando decidió la construcción de esta obra quizas desconocia el enorme legado que estaba dejando para el futuro de los escrutadores de jazz.

"Sunken treasure", la otra pieza grande del album, son la tuba, el trombón bajo y las maracas quienes nos hacen sucumbir ante este frenesi, una big band programada para estrujar lo cool, para fagocitar el aburrimiento.

En conclusión jazz del bueno, de eso que no tiene época, pata negra que no se acaba, rabiosa y feroz, tambien elegante y emocional. Medicina pues para tus sesos.



lunes, 22 de agosto de 2011

LUCINDA WILLIAMS. "Blessed" (2011)


Este "Blessed" es mi primera aproximación seria al universo musical de Lucinda Williams. Hasta ahora no me habia llamado excesivamente la atención quizás por tenerla encasillada (malditos encasillamientos), en la órbita del country, género que la verdad no me llama mucho.

Pero "Blessed" es otra cosa. Como bien detallo en la etiqueta de la crítica, esto es Rock. Buen rock americano, repleto de aristas y de canciones preciosas, donde la Williams se explaya verseándonos y cantando como nunca.

Y es que desde que empiezan los primeros acordes de la aguerrida "Buttercup", comprobamos que aquí country hay bien poco. Tambien sabe seducirnos con joyas sentimentales como "I Don't Know How You're Livin'" para seguir en "Copenhagen" las huellas de Neil Young cogiendo de éste el lado menos salvaje pero incluyendo sus rasgos más impulsivos.

"Seeing Black" es un rugido bien estructurado, y "Soldier's Song" donde da la voz a un soldado que acaba pereciendo, es desgarradora, triste, total. La que titula el cd, es un medio tiempo que al poco cabalga sobre una contenida catarsis roquera de lo más peculiar.

En fin, que como decia al principio, de country, nada. El cd se acompaña con otro disco extra donde nos encontramos las mismas canciones pero grabadas en la cocina, con un sonido casero, maternal, íntimo.

Mi primer encuentro pues con Lucinda Williams se saldo con una formidable colección de tracks que gustará a los amantes del buen rock.

sábado, 20 de agosto de 2011

BEAK>. "Beak>" (2009)


Pedazo de disco que se marcó el bueno de Geoff Barrow,(Portishead), allá en el no muy lejano 2009. Si alguien busca similitudes, ecos, perpetuación sónica con el sonido de los amos del trip hop, que se olvide.

Este artefacto suena a los 70, es puro Krautrock aleman galvanizado con pinceladas que van desde el post rock a tempos soledosos y tranquilos navegados en una barca alelada por el ensimismamiento.

"Beak>" nació como resultado del exceso festivo de Barrow y de los otros dos componentes de la banda, Billy Fuller y Matt Williams. Si lo tuyo es Can y toda la tradicción alemana matemática y ensoñadora, Beak> será toda una delicia para tu entretenimiento.

En "Backwell", con su sinuoso comienzo parece que no sabemos que vamos a encontrarnos tras la puerta. "Pill" es la definición perfecta de la filosofia del grupo de Barrow. Lineales, opresivos, antiguos, descolocadores. Me gustan.

Y cuando me pongo la oscura "Ham green" y salvando las distancias, pienso en King Crimson de segunda época. "I know" es marcial, ruidos tecnologicos, bateria superlativa, Trans am desbordado por Neu.

Me encanta la tranquilidad que emana de "Baterry Point", y la bomba atómica con explosión alertargada que es "Iron actors". Los que les han visto en directo dicen que son la leche. Lo que no se muy bien si esto tendrá continuación o es sólo un fruto de la jam que disfrutó Barrow con sus colegas.

"Blagdon cake" la tengo como una de mis favoritas de lo escuchado en 2011. Melódica, agresiva, tierna, espiral sin llegada a fondo, neutrones cabizbajos esperando el pelotón de fusilamiento.

A esperas de nuevas noticas de los tan interesantes Portishead, y lejos del engranaje musical de estos, Beak> es todo un puñetazo de musica antigua para que aprendan estos insolentes modernos de hoy en dia.







miércoles, 17 de agosto de 2011

LA INVASION DE LOS ULTRACUERPOS. ¡QUE VIENE EL PAPA!


Madrid está invadida. Desde hace una semana, por todos los barrios, calles, bares, locales y metros, jóvenes ataviados con colores que van del amarillo, al azul, pasando por el verde desesperanza, han inundando las rues acallando nuestros espacios, llenando la ciudad de una salubridad aria.

Todos juntos, venidos por la llamada del santo sacerdote que militó en el ejercito de Adolf Hitler, se pasean por nuestros parques asustando a los niños, esparciando de porquerias nuestras aceras. Hoy venia de trabajar, y 300 de ellos me impedian el paso. Esperaban a la entrada del bar donde a veces me tomo una cerveza, eso que han llamado por aqui el menu del peregrino.

Si, y es que durante esta semana Madrid es suyo. En bares y restaurantes pagan una miseria por comer, (más de 2500 establecimientos a su servicio), colegios, universidades, centros culturales, han abierto sus puertas para que los siervos de su señor puedan descansar, puedan dejar el hacha del relicario, junto a la bomba de neutrones de su biblia que tanto mal ha causado.

Madrid no es Madrid. Si viajar en el metro cuesta 1,50 euros, los niños higiénicos pasan por 50 céntimos. Tropiezo con ellos por mi barrio, los sufro cuando voy al trabajo. Cuando el Papa nazi venga a sermonear sobre los beneficios del catolicismo, la ciudad estará tomada. Estado de sitio para el corazón, la guerra santa de los misioneros de la sinrazón ha empezado.

Me rio del estado laico donde dicen que vivo. Aquí mandan las cruces, el Estado subvenciona a los curas que permiten a los pederastas retiros en playas llenas de muchachos a su servicio. Africa se desangra de hambre. Los niños mueren cada dia. No llega noticias del salvador. Aqui hay un menu de 6 euros para que las juventudes católicas puedan rezar mientras su fe se traduce en absolutismo.

No folles, ni pienses mal, el aborto es un pecado y el preservativo es un instrumento de Satan. Las aldeas de Somalia esperan su provisión de anticonceptivos para que no nazcan más muertos vivientes. El Vaticano lo ha prohibido. Mensaje de Dios,la fe mueve montañas: o eres un borrego de Cristo o el relativismo moral dañará tu mente.

Madrid es una pocilga, me da asco vivir aqui esta semana repleta de banderas y canciones bendiciendo al Papa que durante muchos años fue el policia de la fe, el que quema libros, heredero de los que antiguamente negaban sobre la redondez de la Tierra.

El Estado calla. 50 millones de euros de gasto público. Los católicos se reconfortan por la visita de su Pestidad. ¿Porque no se van todos al Vaticano y nos dejan vivir en paz?

Esta tarde ire al bar donde me tomo las cervezas, ese que esta junto a la acera donde esta tarde he pisoteado a varios de estos nenufares podridos, y pediré un menu de persona, alguna tapa sin cruz, un agua sin bendecir, y le explicaré a mi hijo de 3 años y medio donde anida el mal.

Todos igual, sus gorras y sus cruces, sus cantos y sus plegarias. Nada ha cambiado. Las cruzadas continuan. Los cruzados siguen con sus espadas dispuestas a dilapidar nuestra conciencia de libertad.

¿Estos camisas marrones modernos sentirán lo que siento cuando me emociono? ¿Cuando el desgarro interno hace que palidezca la luna cuando me alegro? ¿Cuando pongo una canción y eyaculo electricidad? ¿Cuando compongo un poema y me siento un alcatraz? ¿Cuando dejo correr libremente a mi persona por los campos de la expansión animica para encontrar otros sosias del sentir?

No, estoy seguro que no. Ellos son los Ultracuerpos. Vienen a acabar con nosotros, se llenan la boca de santidad pero escupen al extraño, rezan, pero si les habla de la magia de los cuerpos piensan en la lobotomia de su Señor. No, ellos no son de este mundo.

Han llamado a estar jornadas las Jornadas de la Juventud. ¿Qué juventud es esta? ¿A quien representa? ¿En que época viven? ¿Llegan a fin de mes? ¿Tienen trabajo? ¿Sufren por no tener comida? ¿Palidecen ante las injusticias de la vida?

No, seguro que no. Ellos no son de aqui, nunca seran mi hermanos, ni podré contarles un cuento, tampoco me gustaria que mi hijo se juntará con esta secta que tanto mal a causado al mundo de la libertad.

Madrid es un hormiguero donde han construido confesionarios al lado del parque donde cagan las palomas, donde 50 creyentes en silencio oran como los locos del Islam para alcanzar la paz divina, donde los retretes estan llenos de mensajes como "Jesus te ama" o "Mata al abortista", en vez de "Lucia haría un perfume con el eco de tus besos" o "Este sistema que apaga la luz al que no tiene, merece la lucha eterna".

Madrid no es Madrid, me dan ganas de quedarme en casa hasta el domingo que viene, cuando estos barbaros partiran a sus paises pare seguir con sus vidas de mierda, y ponerme sin parar "La semilla del Diablo", para contraponer tanta luz celestial algo de mala leche.

LLevo enfadado desde que los vi cuando vine de Francia el domingo y el avion apestaba a agua podrida bendecida por el pis de todos los sacerdotes del orbe. Me enfado en el metro, en casa cuando veo que el vecino pone una bandera vaticana;la misma que representa a los que no hace mucho vendian niños al por mayor y colaboraban con el holocausto franquista.

Si bien Madrid ya no es el que conoci cuando era pequeño, todavia quedan reductos donde perderte, donde hallar algo sosiego. Ahora no existen islas redentoras. Todo es un enorme campo de concentración de jovenes cristianos con el miedo en sus miradas, atemorizados por su cruz que les hace vivir de espaldas a la vida.

El Papa nazi se acerca, y sus legiones que son mil, ya estan con nosotros, usurpando nuestros pasos, cercenando nuestro aire, acabando con el oxigeno de las rosas estranguladas por tando dolor cristiano.

No ire al centro esta semana, si me los encuentro por las aceras los apartare a patadas, luego leere un libro de poesia, hablaré de la magia a mi hijo, y me tomaré una cerveza en el bar de mi barrio. Pedire al camarero que me habilite una mesa en el servicio. Alli podre quizas desembarazarme de esta invasión criminal y cuando se acerquen podre vomitar a gusto sin molestar a nadie.

EYELESS IN GAZA. "Caught in flux" (1981)


Hubo tan cantidad de bandas en los lejanos años 80 que nos turbaron con sus canciones y su actitud, que entre tanto talento, siempre se escapó algún grupo de esos que conviene sacar de la miseria del silencio.

Killing Joke, The Cure, The Sound, The Chameleons, PIL... Podria pasar todo el articulo rellenando lineas y lineas de combos imprescindibles, causantes de producir canciones que jamas olvidaremos. Eyeless in Gaza, sin embargo, nunca los preste la atención que merecen.

Comandados por Peter Becker y Martyn Bates, el duo supo batirse con dignidad produciendo canciones dramaticas, con un enorme peso emocional, muy de los 80, preciosistas, radiantes, encantadores de serpiente. La verdad es que este segundo lp tiene todo para que le tengamos al lado de los nuestros, de aquellas melodias que nos hicieron acompañar cuando aun eramos jovenes.

Ya las notas de "Sixth sense", hacen presagiar ese desgarro que rodea todo "Caught in flux". "Point you" es todo un hit after punk pero a diferencia de sus hermanos de generación, la anemia instrumental que rodea a Eyeless in Gaza, les hizo diferenciar del resto. Con poco se bastaban y la verdad es que lo bordan.

"Voice from the tracks", es para ponerla en una recopilación de esas que haciamos antes, junto a toda la tropa ochentera. Fantásticos sus acordes tan básicos, y la gritona voz de Martyn Bates. "Scale amiss" no tiene que nada que envidiar a la formidable producción de los bien queridos The Sound.

Joder es que los 80 fueron mucho 80. La nostalgia me atrapa cuando suena "The decoration" con ese torrente de garganta haciendo espeologia en nuestro ser desde los áticos imponderables de la nada.

Y asi hasta 17 temas. Me gusta cuando se ponen bailones y nos regalan cosas como "Soul on the thin ice", y cuando los teclados de "Rose petal knot" les hacen caer algo de lo alegremente oscuro.

"Skeletal framework" es como para danzar en una obra de demolición y "See red" es una suave salpicadura de pelos escardados con dentaduras de hierro. Se acaba la fiesta y todos a casa con resaca en las arterias del querer.

Que buenos estos Eyeless in Gaza, y que pedazo de cantante. La dicha es buena cuando después de tantos años viene a mi este pedazo de lp para reinvidicarlos, para perseguir más de sus trabajo, para hablaros de que los imperdibles negros que nos pusimos en nuestras oscuridades intimas, duermen el sueño de los justos junto a obras como los de estos monstruos.



lunes, 15 de agosto de 2011

KONNTINENT. "Opal island" (2010)


Discos Pensandos vuelve de nuevo, después de un pequeño letargo vacacional del cual hemos vuelto más cansados que cuando marchamos. De nuevo por aqui para seguir escrutando el orbe musical que nos rodea, intentando disfrutar de lo bueno, y apedreando con palabras los embustes musicales que nos quieren timar.

He elegido un disco que me gusta porque no tiene nada que ver con estos tiempos de hastio caluroso, de excesivas prisa para llegar a nuestras playas particulares, de tiempos de relax que se acaban por la puñalada traicionera del calendario.

Konntinent en el salvaconducto que tiene el ingles Antony Harrison para sumergirnos en un mar sinuoso de brumas de color escamas, de nubes que se forran con la intuición de los sonidos que poco a poco te van atrapando en un bucle formidable de calmoso exceso.

La que titula el disco con sus escarceos electrónicos oscuros y maquinales es una buena manera de adentrarnos en este laberinto tan sugerente.En "Surrender number" introduce ruidos de lo cotidiano para con sus glichs permanentes fumigarnos con su serenata de dulce catarsis.

Las notas de las guitarras que dan inicio a "Dry eyed", dan paso a la voz de Lisa Madisson, quien nos introduce en algun señuelo que nos hace recordar a nuestros añorados Cocteau Twins.

"44 55 33", es oscura y opresiva, pero posee la magia para llenarnos los espacios auditivos con un buen torrente de expansivos ecos imaginativos. Lo digital se da la mano con lo artesanal, las cuerdas se llenan de ordenadores, y los pajaros robots dejan de picotear el aire para hacerse fuertes en nuestros corazones.

A veces lo que gana en "Opal island" es la electrónica tratada de una forma bastante inspirada, como en "Jansson Tempation", más los sonidos ambientales son los que prodominan por todo este paseo.

Bonita manera de empezar el fin de las vacaciones. Mañana a trabajar, y desde hoy, con los cinco sentidos a toda máquina para atrapar al vuelo los susurros que como los de este artista, no hay que dejar volar.