Buscando canciones, sensaciones pasadas, sorpresas que me espanten, escarbando en surcos musicales, arañando hojas donde encontrar volcanes que me invadan, hechizado como cuando desde crío supe que la música siempre me acompañaría....

miércoles, 29 de junio de 2011

ARAB STRAP. "Elephant shoe" (1999)


Aidan Moffat y Malcolm Middleton, dos escoceses muy particulares, son los culpables de que Arab Strap, nos hallan entristecido de una manera tan solemne durante los años de existencia de la banda. Sus historias tristes de amores rotos,de depravación, y la propagación efectiva de átomos de depresión, nos ha marcado el camino cuando buscabamos el silencio y encontrabamos discos, como este "Elephant shoe", tercero de su carrera.

Depresivos hasta hacer del vallium una golosina, el disco empieza con tics electrónicos, "Cherubs", con aires a los Joy División más lánguidos, para seguir con "One Four Seven One" donde se afanan por convertirse en un combo seguidor de los mareos calmantes de los tan añorados The Fall. Puro slowcore con teclados armados con cognac para la derrota.

Pero como esto estaba un poco agitado, la pareja se pone aun más seria y meditabunda, para conseguir en "Pyjamas", con su piano arrastrado y con la voz de Aidan Moffat que sintamos que la portada del album representa aquellos momentos donde es mejor taparse la cara y vagabundear por los astilleros de nuestros deseos en busca de eslóganes para seguir.

Asi se las gastaban este duo que como pocos han sabido canalizar el uso de una electrónica minima, para estimular la parte oscura de los sentimientos. "Elephant shoe" es un estado de coma continuo llevado por la batuta de un cantante que prefiere narrar que esforzarse en cantar. Y si no me crees escucha "Leave the Day Free".

Tambien nos hallamos por aqui himnos crepusculares como "Direction of Strong Man" perfectamente armada con un guitarra valiente que porque no, y salvando las distancia, los acercarian a sus paisanos Mogwai. También les gustaban acercarse a un pop de dormitorio, febril, cariñoso, con carraspera, como en "Tanned".

Después de "Elephant shoe" vendria el enorme "The Red Thread" (2001), punto álgido de su carrera, y más tarde, tras la separación, trabajos en solitario de estos dos compungidos hombres, que aunque interesantes, nunca lograron superar esa incomodidad que crearon con Arab Strap, ese hechizo que al escucharlos por primera vez, te hace que te sumergas en las marismas del dolor.

Aspirina o quizas acicate para los corazones, Arab Strap, simbolizan a la perfección el casamiento del folk, con el slowcore, y con el post-rock, todos de la mano para urdir un vodevil de acechantes sombras que seguro notarás al escucharles.

lunes, 27 de junio de 2011

FERNANDO ALFARO. "La vida es extraña y rara" (2011)


Una de las mejores noticias de este 2011 en el panorama nacional, ha sido la edición de dos discos. Por un lado Sr.Chinarro con su flamante "Presidente", y por otra, este "La vida es rara y peligrosa", del incombustible Fernando Alfaro. Ambos, a su modo, representan la cara lavanda de nuestra escena, pilotos sin freno en una via láctea de pedradas musicales.

Fernando Alfaro, lo ha vuelto a conseguir. El chucho que tambien tuvo una vida de bicho surfista en un mar donde los tiburones padecían amnesia y las ostras guardaban tesoros de amores rotos en sus interioridades más profundas, ha elaborado un perfecto mapa de temas donde como siempre, la emoción nos eriza, con sus letras tan devastadoras, con su voz tan personal.

Tras escuchar mil y unas veces, la canción que abre el cd, "Extintor de infiernos", y sin riesgo a equivocarme, afirmo que es una de las mejores letras que Alfaro ha producido en su dilatada y productiva carrera. Triste, con piano melancólico, y con esa forma tan espectacular que tienen Fernando de descomponernos las arterias con sus versos punzones.

"Camisa hawaiana de fuerza", podia aparecer en cualquiera reencarnacion chuchesca, y "Los héroes podridos" hasta con palmas de fondo, haciendo que el baritono de Alfaro, teja con su arte una muesca más en su revolver de insurrecto del pop de acá.

Luego te pones "El dolor del miembro fantasma", con su talante lento, con perdidas y dolor, confabulándose para que la pongamos en nuestra seleccion particular de melodias para definir estados de ánimo. "Un viaje largo, largo", es de esas producciones suyas que te cuesta, compleja, nada fácil, pero como siempre exquisita con su fragancia.

El toque punk, lo pone "Hijo de perra", donde nos viene a la memoria, los tiempos donde Albacete era la provincia donde nacian canes con dientes como tenazas agitadoras de tensión. "La vida es extraña y rara" me gusta porque no existe complaciencia con el ayer, porque Alfaro a conseguido abrir nuevos frentes en sus composiciones, sin miedo a registros pocos usuales en su carrera ("Himno del kamikaze solitario" es una muestra de ello).

Para terminar, una joya más. "Sin cobertura", un epitafio radiante y espectral, para que alguna abeja aventurera penetre en nuestros timpanos para hablarnos del nivel animico del polen de nuestra esperanza.

Si, la vida es extraña y rara, como bien dice Fernando. Por eso es sano para el espíritu, adentrarse en este cúmulo de experiencias musicales, pinceladas al carbón de sueños sin final, abanico repartidor de aires que puedan sofocar el bochorno con que a veces la vida tiene la mania de generar ojos tristes. Grande Alfaro.

viernes, 24 de junio de 2011

ANARI. "Irla izan" (2009)


Qué gusto que da escuchar discos como los de esta vasca, cuarto en su carrera, donde encontramos motivos más que suficientes para definirla como una especie de Pj Harvey de aki, sin sonrojarnos, sin pasarnos ni un ápice en la afirmación.

Ahora que nos hemos enterado que la vomitosa cantante de Russian Red, es una pija de derechas, (su música tambien lo es), y que no nos creemos el malditismo de la musa del indie, la señora Rosenvige, escuchar "Irla izan" es todo un puñetazo en el estomago, es rock que se cuece en la escuela de Come, es dolor que se hace guitarras, es sinceridad, credibilidad, rudeza, también amor.

Nuestra Thalia Zedek particular, comienza con "Zure ertza", lenta, afeitándonos con su slowcore de niebla y pedales de dolor. Ya nos tiene en un puño. "Iceberga", cabalga a su manera con la bateria entrometida en la voz, con las cuerdas que se estrujan para repetirnos que si, que es posible llevar la tensión al máximo, dotar a la música en esta nuestra tierra tan cómoda, de pústulas soberbias que se esparcen sin parar por tu nervio auditivo.

Escucho el chelo de Maite Arroitajauregi en "Horriak" en ese entramado de miedo de lagrimas y me quedo desecho, recordando aquellos momentos en los que nuestra vida fue sumergida por la catarsis del sinsentido, y donde nos agarrabamos a discos como éste para levantar la bandera de la lucha; que aqui todavia seguimos en pie con nuestro marchito corazón elevándose entre noches sin fin.

En "Isla", nos encontramos al bueno de Joaquin Pascual (Mercromina) aportando su granito de arena con su hammond hermanado con la garganta de Anari. “Bidea eta denbora” es otro de los puntos culminante de "Irla izan". Me gusta su tristeza, su delicadeza que no se rompe, sus flores lentas de rock silencioso.

El rock en euskera está de enhorabuena cuando nos topamos con cosas como "Ihid"; dura, con pinceladas de Neil Young, y con ese poso de dramatismo que recorre todo el cd.

La mejor, "Distantzia" es todo un himno para los soledosos, para los que nos corrompimos con toda la obra de Come, para los que nos gusta poner a tope la biografia de las interioridades de cada uno. Me gusta la voz de Anari, la soberbia instrumentación del disco que sin miedo a equivocarme, los posiciona junto a Lisabo, como de lo mejor que nos ha venido del norte en mucho, mucho tiempo.

Los auriculares que me acabo de comprar prenden fuego cuando suena la comatosa "Zuhaitzena", que nos recuerda que si, que hay otra vida, detras de toda esa maraña de artistas mainstrem que nos quieren meter con calzador como indiespensables. Esto, Anari,es ardor, vida, rock,música en estado puro.

miércoles, 22 de junio de 2011

AIDAN BAKER. "Green & cold" (2007)


Como dato más conocido de Aidan Baker, decir que estuvo en una banda que se explayó a gusto en los caminos del doom y el ambient: Nadja. En solitario, en este cd que comentamos, Baker tira por el ambient y con pinceladas de post rock, y la verdad es que el tipo lo borda.

Este músico y poeta que viene de Toronto, dejo de lado su parte más radical, para embacarse con su bote particular a la deriva del buen ambient.

"Untitled", es una buena muestra de lo que digo, con esa creación de una espacio casi mental donde tiene cabida una especie de psicodélica con dosis de slowcore que al poco se fusiona con "Chainsaw", donde la voz de Baker, toma protagonismo en un bello intento de acercarse a la orbita de Spacemen 3.

"Merge", es folk tenebroso, de ultratumba, rodeado de un climax oscuro que da paso a "Beautiful Beast", aqui con la aparición de un shoegazing de la agonia, denso, pero a la vez hipnótico. Todo una bomba para los que nos gusta esto de la expansión de la conciencia o llámalo como quieras.

Me quedo de todas formas con la que titula el largo, guitarra acustica y cuatro minutos de melancolia fabricada al vacío, hermosa y alagadora. Pero lo que más gusta a Baker son las sonoridades que crean mapas donde dibujar mediante la utilización de pequeños gadgets electrónicos, suculentos engranajes donde late la emoción, aunque esta penda de la frialdad.

Primer encuentro con su obra en solitario, y desde estas páginas lo hago recomendable a los que disfruten de estas toneladades de tensiones bien manufacturadas.

lunes, 20 de junio de 2011

SR.CHINARRO. "Presidente" (2011)


Te votamos Antonio Luque como Presidente porque lo has vuelto a hacer,porque aunque has dejado atras tus oscuridades tan benditas, las luminarias que nos traes con este tu último programa politico de canciones, es toda una ovación que no para.

Deposito mi papeleta en la urna de tu lirica tan amanuense de volatiles sombras aniñadas, porque como siempre que me encuentro con un disco tuyo, no paro de hallar motivos para radiarlo en mis oidos, para publicitarlo con palabras a todos los vientos que quieran llevar tu filosofia de vate del ensueño.

"Una llamada a la accion" es arcoiris donde muestras ya a las claras tus armas, tu viraje hacia la claridad, hacia el pop que llena el estadio de nuestros corazones. Si paso a tu programa electoral, y me paro en "El boxeo", oigo a ese letrista que desde el inicio rompio moldes, que se agarra a estribillos nada fáciles en medio de guitarras que por perderse se envalentonan.

Si, esta decidido mi voto, no habrá jornada de reflexión ni los medios me harán cambiar mi sentido democratico de mis urgencias musicales. "La lección" con los chavales saliendo al patio, es todo un sarao con piano, jazz de petalos de bicicletas y sustos a deshora.

El vacile que te traes en "San Borondón" es puro cachondeo que un politico de tu calibre ha sabido ejecutar con una maestria que nos silencia. Pero Antonio, si tengo que elegir, me quedo con una de las más bellas canciones que has hecho jamás, "Babieca". Este es el Sr.Chinarro que más me llega, que me deja boquiabierto con himnos solo realizados por magos con chistera de conejos arcoiris. Menuda letra, como se mueve la canción reptando, despacio, para quedarse en nuestra psique, con esa perfecta armonia melodiosa, con ese canto triste que tan bien te sale cuando te haces noche. Creo que ya voy por la escucha 30 y sigo sin cansarme de ella. Voto a brios amigo Luque.

Presidente porque "Maria de las nieves" es el perfecto contrapunto a la alegria generada por muchos de los temas de este tu disco. La noche y el dia, la muerte y el amor. Conceptos iremplazables, ying yang, sin uno no hay otro. Tu lo sabes, y sacas la licuadora para que se expriman los limones de la ternura, para que los angeles se dejen de cuentos y bajen por aqui a conocer la sensualidad de la piel.

Te voto en blanco,en rojo, en negro o no te voto. Lo que tu nos digas. "Una frase socorrida" tiene un aire 80 que me encanta, embriagadora hasta para provocarme levantarme y dar una vuelta por el cuerto, cerrar los ojos y tender los brazos al aire y bailar purpurina. Como hace veinte años, cuando me compraba los vinilos que han galvanizado mi crecimiento, y que rallaba a base de buscar la complicidad en el dolor de los años jovenes.

Luego vas y nos das "El cuchillo y el pastel" para que nos entretengamos con tu ligereza tan altruista, con sus versos dislocados, con tu voz servilleta que amaina tormenta o provoca efectos terapeuticos en el oyente.

Asi que si Antonio, que te voto, que serás nuestro Presidente, en este mundo tontopendiente de tanto insulso artista que se las da de innovador y que escuchándote quedan como aprendices sin posibilidad de mejorar. Tú musica es musa y musgo, chisporroteos, aleteos de palomas, vals en una viga de silencio, arma para defender nuestra plaza de supercheria atroz. A seguir pues hacia un referendum de lagrimas de nubes.

viernes, 17 de junio de 2011

WINDSOR FOR THE DERBY. "How we lost" (2008)


2008 fue el año en el que apareció este séptimo disco de la banda liderada por Dan Matz y Jason Mcneely. Si me dicen que es un disco de principios de los 80, con el punk ya finiquitado, y convertido en post para gloria de los que quisieron hacer poesia de sus urgencias internas, me lo creo.

"How we lost" es un canto de sirenas que recupera todos los sonidos que amamos en esa época. Ponte en tu reproductor "Maladies", y verás volando por tu habitación el espiritu de Joy División rejuvenecido, con carmin de moras en el rostro, con voces dulces, con melodias radiantes en la oscuridad.

Windsor for the Derby, tambien saben a una psicodelia de caramelo, como comprobarás en "Robin robinette", para después llagarnos el corazón con "Fallen off the earth", con ecos de shoegazing leve, sideral, cromatístico.

"Hold on", es una envolvente y cariñosa sucesión de tics con alma de himno para sedarnos agusto a lomos de este frenesi tan especial. La guitarra que empieza en "Forgotten", me recuerda de primeras a Church. La melancolia del tema tambien me parece hija de esa temporada fria de los corazones.

Y como no traernos una revisión particular de Cocteau Twins, en "What the want" ruidos, amalgama espectacular de colores que se reparten por el cielo que crean con su sinuosa expresión.

Windsor for the Derby. Continuadores de unas maneras de jugar con el pop que parece fácil, pero que en la actualidad pocos son los elegidos que atinan en los términos. Cure, Chameleons, Joy Division... Sigue tu poniendo nombres.

miércoles, 15 de junio de 2011

CHRISTINA ROSENVIGE. "Continental 62" (2007)


Esta crítica no va a ser politicamente correcta. Y digo esto porque la artista en cuestión es intocable por estos lares en lo que a panorama indie se refiere. Y a mi, pues bueno, desde sus primeros movimentos musicales con su compañero Alex hasta toda su producción en solitario, no me produce más que aburrimiento.

Este "Continental 62" cerraba una trilogia de discos grabados en New York, de la mano de sus amigos Lee Renaldo y Steve Shelley. Pues bien, si un disco donde aparecen estos dos iconos sónicos,por solo estar ellos, merece la aprobación del gentio, pues si, todos a aplaudir. Pero, es que que esten o no estos dos enormes músicos, no cambia un ápice la sensación de tedio que recrea en cada tema la "cantautora" que se fue a America para pergeñar una obra que como toda la suya,y repito, para mi gusto, la verdad es que me deja frio.

Y no entiendo como se da tanta bola a este tipo de artistas y relegan por ejemplo a Anari o a Ainara Legardon a la segunda fila. Debe de ser porque esto del folk tormentoso, sus colaboraciones con Nacho Vegas, acompañado de una imagen que ha sabido vender bien, ha conseguido que aun no haya podido ver una critica mala a su obra. A ver si el raro soy yo....

Vayamos por parte, en lo que se refiere a "Continental 62". La que da comienzo el disco y lo titula es una song piano folk, sin miga ni tensión, hecha para que la "dulce" voz de Rosenvige se luzca sin más. Pues vale.

"White hole", marca de la casa (la suya), indie con arranques de distorsión y grititos que son todo un espanto. Después, "Window", a seguir con una tristeza que no me creo, que no me llega y si me aleja de cualquier complicidad con lo que oigo.

"Jelly" quiere ser algo asi como una pretendienta a aparecer en los creditos en algún largo de David Lynch. Ya quisiera la chica guapa. En "¿Quién me querrá?" se hace una pregunta que la deberá contestar ella misma y en "Tok tok" lo que para todos es sensualidad y calidez, para mi es un vals congelado que no se por donde coger.

"Teclas negras", otra vez al piano, nos cuenta una historia sin pies ni cabeza, acompañada de unas livianas cuerdas y en "Nickel song" suena más folk, pero igual de pesada.

Asi es este "Continental 62". Asi veo la obra posterior y anterior de esa musa para muchos, para mi un autentico producto de la modernidad indie con más estética que fondo musical. No, no me emocionas Christina. Y es que debo de ser un raro que no claudica ante los movimientos imperiales de los sagrados soldados de la prensa indie. Que se le va a hacer.

lunes, 13 de junio de 2011

BOUBACAR TRAORÉ. "Mali denhou" (2011)


Si hay un disco de lo ultimo que nos viene del continente amigo africano, que representa a la perfección esa autentica mixtura,unión, entre la tradición de Mali, y el blues más arcaico, es el de este músico cuyo apellido ya es sinónimo de respeto, de generaciones de músicos que han guardado como un tesoro toda la herencia musical de su pais.

Si escuchas la armónica del francés Vincent Butcher, acompañando a Traoré en todo el cd, y te olvidas por un momento de los instrumentos que aparecen en "Mali denhou" (calabaza, ngoni, balafón), pudieramos estar pensando en alguna producción venida del Delta, porque realmente blues es lo que encontramos en todo este enorme disco.

Blues y Africa, de este antiguo sastre que hace todo un monumento al cruce de continentes, con una enorme voz que se te mete en los tuetanos, que te mece y a la vez te hace vibrar, como una colosal pira donde podemos vislumbrar el alma de un continente, sus deseos, sus necesidades.

"M'Badehou" es el inicio y es eso y mucho más. La armónica, la guitarra, la garganta de Traoré recitando suspiros en una tremendo monumento al buen quehacer. Soberbio y emotivo. Las cuerdas que suenan de Traoré en "Dundôbesse M'bedouniato" son toda una epifania colosal que te embriaga sin que puedas desembarazarte de ese torbellino que emana de este genio de 70 años.

A veces, como en "Mondeu", Africa manda sobre el blues que se despilfarra en bellas notas por todo el album. Y hasta el folk tierno y vacilón de "Minuit", nos hace olvidar otras desesperanzas qe aparecen en "Mali denhou".

Y hablo de la bella pero tristísima "Farafina Lolo Lôra", solo al alcance de genios como el de este devoto de las raices más autóctonas que desperdiga su arte con una suerte de blues que me ha convertido en devoto a la primera escucha.

Cuando Africa habla solo nos queda escuchar y aprender. Dejarnos de idioteces, de vulgaridades de hombres "civilizados" con todos los medios a nuestras manos para producir musica, pero sin el alma necesaria para conseguir que nuestro corazón se llena de verde esperanza. Eso es cosa de los elegidos y Traoré es uno de ellos.

Si después de escuchar "N'dianamogo" aun no has corrido a tu tienda, o no has conseguido por los medios que puedas este disco, te estas perdiendo algo increible. Un lamento que se cauteriza en arte, un cantante que te dejará sin aliento, bluesman del desierto, que en una hora de duración del "Mali denhou" nos demuestra que sí, que aunque tenemos muchos que descubrir. Y no son precisamente los mass medias los que radian y publicitan joyas como esta.

viernes, 10 de junio de 2011

ESG. "Keep on moving" (2006)


Esto es un puntazo. La banda de las hermanas Scroggins, que a principios de los 80 derramaron en su imprescindible "Come Away with ESG", lanzaron enorme cantidades de elixir funk, punk, y que junto a los otros grandes Gang of Four, implantaron eso que se llamo punk-funk, volvieron junto a dos de sus hijas para dejarnos babeando con una colosal fábrica de sonidos que te harán festejar que el funk punk este todavia en este estado tan maravilloso de gracia.

Antes de escucharlo, abrigaba mis dudas. Volver ahora con planteamientos de los 80, y no caer en la apatia y en la repetición, se me antojaba arduo trabajo, pero oyendo cosas como la lineal y fria "Purely psychical", con su caja de ritmos llevándonos al huerto sin remisión, noto que las chicas del Bronx, siguen estando en plena forma.

Luego te pones la que da titulo al disco con su bajo funk y sus ritmos para dislocarte, y te das cuenta de que toda esa retaila de grupos que nos trataron de vender como revisión del punk funk (The rapture, Radio 4, etc.etc.) no eran más que unos niñatos que crecieron escuchando a PIL y a ESG pero que les falto caerse en la marmita del funk para hacerlos verdaderamente creibles.

Y si te paras en la demencial "Insane (tambourine mix)" con esa perfecta unión entre bajo y voz, te darás cuentas de que el funk les corria por las venas a estas chicas en los lejanos 80, sigue estando perfectamente ubicable en sus venas bailables.

"Everything goes", es lenta y guasona, tremenda para bailar con un maniqui, o para cuando estes solo en casa, armarte de valor y frente al espejo dejar que tu cuerpo se pasee por el cuarto entre zigzags rotos y valientes punteos para gloria de los que amamos todo lo que huele a negro.

Y que me cuentas de los teclados de la suave "Ex", sexo programado en capsulas de sudor para enviarlas al espacio sideral de los corazones henchidos. Tierna, cálida, fascinante, poblada de cráteres para la explosión demógrafica de la ternura.

Acaban con una batidora para la pista, "Gimme a beast", lo ideal para seguir en la secta religiosa de estas chicas que han hecho del funk punk algo creible, para soñar. Que todos esos parvulitos que se les llena la boca de indie, aprendan de estas damas. Yo, me quito el sombrero y empiezo a bailar.

miércoles, 8 de junio de 2011

TITUS ANDRONICUS. "The Airing of grievances" (2008)


Su nombre viene de una obra del ingles que escribió "Romeo y Julieta", y su procedencia es de New Jersey. Son cuatro, y con este primer largo se pusieron en la primera fila en cuanto a rock urgente, juvenil, vitaminado, radiante y eléctrico.

Soportan bien las criticas que les han puesto en algún lugar extraño entre Pixies, Clash y Bruce Springteen, aunque para mi a veces me parecen una versión nada folk y muy punk de nuestros añorados Pogues. Me gustan, si me gustan estos Titus que se desgañitan con sus gritos y sus canciones que te ponen a cien.

Hasta ahora no habia escuchado nada de ellos, y este "The airing of grievances", y si continuan por este camino, merecerán estar en lo más alto en eso de las nuevas promesas del panorama indie. "Fear and loathing in Mahwah,NJ" es un festivo baile punk que empieza divagando y acaba en un torbellino de fiesta y griterio ensordecedor.

"My time outside the womb", es quizas por donde irian los tiros unos Violent Femmes actuales. Cuando al principio comento lo de Bruce, es para referirme a canciones como "Joset of Nazareth's blues", donde sin perder vehemencia se convierten en taberneros de lo cotidiano.

Pero cuando me levantan de la silla es en cosas como "Arms against atrophy", con la voz al limite, trayendo a los Husker Du a nuestra memoria, combativos y duros, pero también sentimentales a su manera. Después, la que titula el lp, armónica, distorsión, borrachera, coros a destajo y desmelene de bar a medianoche. Divertidos los titus y la madre que los pario.

Las dos partes de "No future" con sus 14 minutos bien llevados, nos dicen que tambien valen para desarrollos largos, sin perder ni un ápice de pegada. Y como ocaso a "The airing of grievances", "Albert Camus" te deja buen sabor, con su seriedad, con su aire Wedding Present, sabia y a la vez implecable.

Titus Andronicus un certero disparo a bocajarro de malaleche. Seguro si este disco hubiera salido en los 90, descansaria de su fragor en el mismo lecho que Dinosaur Jr, los duendes y los Sonic Youth. Demos pues una oportunidad a las nuevas huestes que quieren dar guerra.

lunes, 6 de junio de 2011

AUTOLUX. "Transit transit" (2010)


Estamos de enhorabuena. El trio norteamericano que hace ya seis largos años nos impactó con su magnifico "Future perfect", vuelve a las andadas con este "Transit transit" para que superemos nuestros escepticismo en estos tiempos tan alineantes en lo referente a calidad musical.

La verdad es que una palabra que casa cuando me pongo en los auriculares este "Transit transit", es refrescante. Refrescante porque en sus 10 canciones podemos encontrar de todo un poco sin extraviarnos y dejándonos huellas en el camino donde podemos vislumbrar las bandas que nos han impactado en estos ultimos años.

Asi que el shoegazing que tan bien desarollaban, a dejado paso a un amalgama de influencias todas visibles, determinantes, impactantes, efectivas. Si, me encandilan estos tipos con esa portada tan sugerente que se han marcado.

Empiezan por el dream pop, con sus teclados y su minima electrónica, con el tema que da titulo al cd. Si nos creemos que todo va a ir por ahi, estamos listos,tios. "Census", es puro Sonic Youth, con sus guitarras que parecen sacadas de cualquier disco de la juventud sónica. No, no es mimetismo, sino una sabia aproximación a los maestros.

Luego van los colegas y se marcan un hit casi de la casa de Portishead, "High chair", que da paso en "Supertoys", a otra andanada de noise sónico equilibrado y total. Pero lo de Autolux es el despiste, y se sacan de repente de la manga un meloso pop, "Sports", ensoñador y lisérgico.

"Audience No. 2", es mi favorita, con su melodia perfecta, con sus ecos noventeros, con su rabia contenida fabricada para que participemos en esta fiesta para los corazones educados en la ley cuántica de los Pixies y toda la retaila de bandas que tu y yo sabemos.

Y subo el volumen para escuchar "Headless sky", rock febril, voces perfectas, guitarras expectantes, producción exquisita, para devoradores de buenas y maceradas distorsiones.

Autolux, ya pongo otro nombre en mi lista de grupos a seguir, a conocer más de ellos. Seguro que los disfrutarás.

viernes, 3 de junio de 2011

JOHN ZORN. "The dreamers" (2008)


Damos la bienvenida en Discos Pensados a John Zorn, primera critica a la obra de este prolífico músico que cada año nos regala unos cuantos discos para que no perdamos de vista a este sensacional artistas al margen de cualquier estilo, siempre francotirador estirilizado, hombre de mil caras que nunca nos ha defraudado.

Naked City, Masada, Painkiller, músicas para films inexistentes, atentados sonoros que han hecho de él, sin riesgo a equicovarme, uno de los más grandes compositores del siglo pasado y del presente.

Antes de dar el play a este "The dreamers", esperaba una coctelera de jazz furioso, cortes de hardcore y pinceladas de yiddish. Craso error. "The dreamers" pasa como uno de los lp más accesibles de este mutante, sin perder por eso su importancia, y sin dejar de asombrarnos como se sabe mover en el jazz, el funk, el pop,con algo de surf y todo lo que quieras poner. Seguro que te van a faltar etiquetas cuando escuchas "The Dreamers".

Con la compañia de su inseparable Marc Ribot, tambien aparecen por aquí, Jamie Saft a los teclados, Kenny Wollesen, vibráfono, Trevor Dunn al bajo, Joey Baron en la batería, y Cyro Baptista en la percusión. A diferencia de otros trabajos de Zorn, en este "The dreamers", le toca las labores de coordinador de la banda, por lo que su famoso saxo medio descansa en la isla de los dioses instrumentos.

Asi que aqui te vas a topar con un poco de todo. Desde una aproximación exótica a Hawai en "Mow mow", que se continua con algo de lounge music en "Uluwati", hasta jazz suave en "A ride on cottonfair".

La cosa se pone más seria cuando nos paramos en "Anulikwutsayl, retorcida, free, larga, espacial, donde la guitarra de Ribot se retuerce erigiéndose en la protagonista del tema. "Toys" tambien tiene su carga de profundidad con el saxo desquiciado de Zorn trepanándonos las sienes, en un colosal ejercicio técnico.

"Mystic cicles" es otro de los puntos álgidos de esta avasalladora banda fijandose en los años 70 para convetirnos al instante en secuaces sectarios de este motin sonoro.

Luego, casi para terminar te enganchas a la acuática "Forbidden tears", repleta de easy leasing arrullador. Asi que entre tus manos tienes, cuando te dispongas a perpetrar esta necesaria escucha, una muestra más de la maestria de este tipo que lleva tantos años llevandonos al huerto.No te lo pierdas. Monumental.

miércoles, 1 de junio de 2011

THE DURUTTI COLUMN. "Lips That Would Kiss" (1991)


Cada vez que escucho la guitarra de Vini Reilly me produce la sensación de estar habitando en una gota de agua, sumergido en un vaso donde las cuerdas expanden notas que se pasean por el aire en un invierno vencido por el calor sónico de un vaho avasallador.

"Lips that would kiss", es un recopilatorio que recoge grabaciones de The Durutti Column, entre los años 1981 y 1983,sacadas de singles y de producciones escondidas. Siempre recordaré cuando era joven y disfrutaba con toda la ortodoxia punk que compraba, el encuentro con dos bandas que me hicieron abrir hacia otros sonidos, una fue Cocteau Twins y otras The Durutti Column.

No me canso de escuchar a Reilly. La instrumentación tan fina, los lamentos de su guitarra, casan a la perfección con una velada expectante mirando como la lluvia se convierte en el vórtice de la tranquilidad. "Lips that would kiss" tiene todo para que sigamos amando el mundo de la columna de Durruti.

"Doleur", es clásica, no desentonaria en algun lp de Nyman. Piano, tersura, luminosidad. Un enorme monumento para empezar la audicción de esta fábrica de sensaciones. En "Madeleine" ya empieza a trotar Reilly con su manera tan particular de acariciarnos el olfalto del oido.

Y si te pones "Dany" te plantas de golpe en una muestra resumen de la carrera de este compositor que reparte el polén de su salutifera musica para que podamos estar en paz. "The sea wall" tiene un aire a los 80, sin perder un ápice la personalidad del ente durrutiano. Puro goce, puro climax.

Asi transcurre las 19 canciones de "Lips that would kiss",casi 80 minutos para que cuando los avatares de lo cotidiano aturdan tu mente, volcarte como un insecto en esta miel que se derrama para el beneplácito de nuestras necesidades interiores.

The Durruti Column siguen en activo, imposible olvidar ese homenaje que hicieron a uno de sus mentores y jefe del sello Factory, Tony Wilson, "A Paean To Wilson". No te pierdas nada de su extensa obra, porque en bandas como ésta descansa la creencia de que aun podamos confiar en el poder regenerador de la música.